Publicidad Cerrar X

Miceli llamó a invertir en el país

La ministra de Economía y Producción, Felisa Miceli, destacó la necesidad de lograr un "shock" de inversiones para 2007, con el objetivo de mejorar la generación de empleo y disipar las tensiones inflacionarias.

La ministra de Economía y Producción, Felisa Miceli, destacó la necesidad de lograr un "shock" de inversiones para 2007, con el objetivo de mejorar la generación de empleo y disipar las tensiones inflacionarias.
infocampo
Por Infocampo

“Creemos que el año próximo la economía argentina necesita un shock de inversiones y así se solucionarán dos problemas fundamentales: el desempleo y las tensiones inflacionarias”, señaló Miceli al exponer un seminario organizado por la Fundación Crear. 

La jefa del Palacio de Hacienda disertó este mediodía en el seminario “Por qué invertir en la Argentina”, donde delineó cuáles son los puntos fundamentales que el Gobierno se plantea mejorar para optimizar el clima de inversiones.

 “La inversión genuina es lo único que genera empleo y también mejora la situación social”, señaló Miceli, quien se mostró partidaria de “profundizar el debate para intercambiar ideas y construir las propuestas de inversión que hagan sustentable el crecimiento”. 

“El crecimiento del 9 por ciento que se dio en los últimos cuatro años fue hacia todos los sectores y todas las regiones, a diferencia de lo que ocurrió en años anteriores, que estaba empujado por un determinado sector”, recordó la ministra.  En tal sentido, recordó que “si bien hay regiones con mayor receptividad de inversiones, es ampliamente reconocido que este proceso llega a todos los rincones del país”.

 De todas maneras, la ministra instó a “pensar en las herramientas que se necesitan para mejorar los resultados, que no sólo pasan por la tasa de crecimiento, ni el superávit fiscal ni la recaudación impositiva”.  “Por tener en algún momento algún indicador de crecimiento, muchos creyeron que las cosas andaban bien, pero en paralelo los argentinos encontraban una peor calidad de vida, con un cierre sistemático de empresas”, recalcó.

 Precisamente, para no repetir estas experiencias, “hay que mirar otros resultados que tiendan a mejorar la calidad de vida, con inclusión social y reducciones de los niveles de pobreza e indigencia”.  Una vez más, Miceli realizó una encendida defensa de la relevancia estratégica que tiene el superávit fiscal, especialmente en el rol de “evitar financiamientos espurios, como la emisión monetaria o el financiamiento externo”.  “Es fundamental reavivar el proceso de inversiones y revisar instrumentos (de la economía) para dar señales a la inversión”, admitió.

 Otro punto destacado por la ministra fue la necesidad de dotar de valor agregado a las exportaciones y comparó los valores promedio de cada tonelada exportada e importada.  “El precio promedio de las exportaciones es de 463 dólares por tonelada, mientras que el de las importaciones es de 1.540 dólares”, afirmó.  Al respecto, añadió que “en materia de exportaciones, la Argentina tiene que hacer un esfuerzo enorme en cuanto a cantidades, aportando mayor valor agregado”.

  “En el Ministerio de Economía estamos trabajando para que crezcan las inversiones y, bajo este objetivo, vamos a invitar a los empresarios a participar en la elaboración de un plan productivo nacional”, concluyó Miceli.

Seguí leyendo:

Temas relacionados: