Publicidad Cerrar X

Productores bonaerenses en emergencia recibirán financiación por $ 200 millones

Es a partir de un convenio firmado por el Ministerio de Agroindustria de la Nación y el Banco de la Provincia de Buenos Aires.

infocampo

El Ministerio de Agroindustria de la Nación informó que entró en vigencia la línea de crédito para asistencia a productores bonaerenses ganaderos y tamberos afectados por emergencia agropecuaria, a partir del convenio firmado entre el Ministro Ricardo Buryaile, y el presidente del Banco de la Provincia de Buenos Aires (BAPRO), Juan Ernesto Curutchet.

El acuerdo enmarcado dentro del trabajo conjunto entre los Ministerios de Agroindustria de Nación y Provincia de Buenos Aires, fue rubricado el 7 de diciembre último, a través de la Secretaría de Coordinación y Desarrollo Territorial, a cargo de Santiago Hardie, y de la Subsecretaría de Coordinación Política, se desarrolló con el objetivo de proveer inclusión financiera a productores en el marco de la Ley Nacional de Emergencia Agropecuaria Nº 26.509.

“Los productores afectados por cuestiones climáticas adversas recibirán ayuda económica para poder paliar su situación, continuar creciendo en su producción y poder invertir en el negocio agropecuario”, expresó el subsecretario de Coordinación Política, Hugo Rossi.

Los interesados podrán obtener un préstamo de hasta 500 mil pesos por productor, en cuotas mensuales, trimestrales o semestrales. Los intereses de pago tendrán la misma periodicidad, bajo el sistema de amortización alemán.

El Ministerio tomará a cargo, por el periodo del crédito, una bonificación de 5 puntos porcentuales anuales de la tasa de interés fija del 17 % anual, o de la tasa Badlar en pesos de bancos privados. Los gastos de la bonificación provienen del Fondo Nacional para la Mitigación de Emergencia y Desastre Agropecuario (FONEDA).

El convenio tendrá validez hasta la cancelación de los créditos y la fecha máxima para acordar su prestación es el 31 de diciembre del 2017. El plazo total del financiamiento es de 36 meses, con 12 meses de gracia para el pago del capital y los fondos podrán ser destinados tanto para capital de trabajo como para realizar inversiones fijas.