Publicidad Bajar al sitio
| Infocampo, noticias del campo

Queso de oveja: ¿Es un buen negocio?

Si bien es un producto que está dirigido para los sectores de alto poder adquisitivo, éstos no lo consumen normalmente. Producir es complicado por la escasez de materia prima.

02.07.2005
Infocampo
Infocampo

Ciertas noticias encandilan y disfrazan una realidad. En los últimos tiempos se escucha con fuerza que es un muy buen negocio producir delicatessen y que son “fáciles de exportar.”

Con referencia al queso de oveja, es verdad, es muy bien visto en el mercado externo, y en el ámbito local los consumidores que lo prefieren son de alto poder adquisitivo. ¿Pero es un gran negocio producirlo? ¿Es tan simple como parece?

×

En el país existen alrededor de 100 tambos ovinos que no llegarían a cubrir la importante demanda si se logra exportar en manera continua. “Poca gente busca el queso de oveja en la góndola”, explica Esteban Bullrich, gerente agropecuario de La Salamandra, empresa que, entre otros, produce queso de oveja y en la actualidad no está exportando con continuidad a ningún destino. “Enviamos algo a Estados Unidos y Chile y estamos en conversaciones con Brasil, pero concreto y sostenido no hay nada”, se sincera Bullrich.

La comercialización no es a gran escala, por ende no es para nada recomendable producir únicamente queso de oveja y mucho menos comenzar un microemprendimiento en base a este producto.

“Cuando comenzamos teníamos 6 tambos proveedores, hoy sólo 2. Conseguir la materia prima es costoso y complicado”, explica Carlos González, dueño de la Cabaña Piedras Blancas que comercializa sus productos en supermercados, y queserías, pero que no tiene en vista exportar.

La verdad es que la escasez de tambos sumado a la falta de interés del consumidor y la dificultad de exportar no lo hacen para nada un “gran negocio”.

Yanina Otero

Tags