Publicidad Cerrar X

"Se necesitan tasas más blandas"

El titular de la Asociación Argentina en Poscosecha de Granos realiza un recorrido por las principales dificultades en infraestructura de acopio. Para los acopios pequeños se hace muy cuesta arriba recuperar la inversión.

El titular de la Asociación Argentina en Poscosecha de Granos realiza un recorrido por las principales dificultades en infraestructura de acopio. Para los acopios pequeños se hace muy cuesta arriba recuperar la inversión.
infocampo

El presidente de la Asociación Argentina de Poscosecha de Granos (Aposgran), Daniel Peloni, destaca en la presente entrevista realizada por Infocampo que la mayor cantidad de inversiones han sido hechas por los grandes jugadores del negocio agroexportador con financiamiento de la banca extranjera. Para los acopios pequeños se hace muy cuesta arriba recuperar la inversión. Además, opinó sobre algunos de los temas discutidos durante la última Jornatec organizada por Aposgran.

-¿Cuáles podrían identificarse como los principales problemas que se detectan hoy en poscosecha de granos?

-Hay un déficit en almacenaje fijo porque la producción ha crecido muchísimo y para una cosecha de 95 Mt hay una capacidad de almacenaje fijo de alrededor de 62 Mt. Esto es, un 65% del total, cuando en Estados Unidos o Australia, otros países productores agrícolas, están en 120%. Ellos pueden absorber lo que producen y les queda capacidad ociosa. En la Argentina, el déficit se suple con técnicas de almacenaje temperario, como son silos plásticos, celdas australianas y celdas de emergencia.

-¿Cómo evalúa el panorama de inversiones?

-Para tener más instalaciones fijas habría que hacer inversiones importantes, algo que se viene haciendo pero no al ritmo que aumentó la producción los últimos años. Son inversiones muy costosas y que se recuperan a muy largo plazo por cómo es el negocio del acopio.

-¿Cuál es el plazo de recuperación de la inversión de los acopios?

-El nuestro es un negocio por el que pasa un gran volumen de granos y dólares, pero deja una ganancia mínima, porque el ingreso básico es una comisión (2 a 3%) que se cobra por todo el movimiento. Entonces, el nivel de respuesta para devolver un crédito es pequeño si pensamos que instalar una planta completa hoy cuesta alrededor de 150 a 170 dólares la tonelada. Por eso además del manejo de granos nosotros vendemos insumos, trabajamos con agencias de seguros, con la agencia oficial de ACA salud, Covaeco (vinculado al negocio turístico) y vendemos combustibles.

-¿Cuál es la situación crediticia para la fabricación de plantas?

-Para avanzar se necesitarían créditos blandos a largo plazo que realmente escasean hoy en los bancos, por eso se hace difícil aumentar rápido la capacidad de almacenaje, sobre todo para los acopios pequeños o los productores. Creo que, por el nivel de rentabilidad que tienen los acopios, tendríamos que hablar de una tasa de alrededor de 5% anual, y con plazos de unos 15 años.

-¿Quiénes están invirtiendo hoy en nuevas plantas o ampliaciones?

-La inversión en almacenaje fijo es de las aceiteras y grandes exportadores, con fondos y créditos del exterior. Acopios y cooperativas del interior del país han hecho también inversiones, pero son pequeñas pensando en lo que aumentó la producción. Se necesitaría desarrollar también los productores.

-Usted pertenece a la cooperativa de Correa, ¿están pensando en inversiones allí?

-Manejamos un acopio de entre 80.000 y 90.000 toneladas al año. Y tenemos la necesidad no sólo de aumentar la capacidad de almacenaje sino hacerlo en un lugar nuevo, fuera del cordón urbano de la ciudad porque cuando los acopios se establecieron no había ningún barrio alrededor, pero con el crecimiento sin planificación de las ciudades hemos empezado a tener denuncias con los vecinos. Esto les está pasando a muchos acopios. Aquí hay responsabilidad de las intendencias que dejaron construir en cualquier lado. El proyecto de la Cooperativa de Correa está localizado a 1,5 km del centro urbano, en un predio de 8 hectáreas. Ahora estamos haciendo estudios respecto de todas las medidas de seguridad. Pensamos en arrancar con el corazón de la planta de 3.000 t en silos, y con celdas transitorias (otras 10.000 t, a un costo de 6 u 8 u$s/t). El diseño total de la planta sería de 20.000 toneladas a un costo aproximado de u$s3,5 M. Pensamos que estará funcionando en cinco años.

-Volviendo al tema de la contaminación y la reubicación de las plantas, ¿cuál es el panorama?

-Es una cuestión que se charla con las comunas y municipalidades, y constituye un problema importante en la provincia de Santa Fe que nos obliga a tomar medidas preventivas en el control de ruido, medición de polvo, e incorporación de personal especialmente abocado a la seguridad ambiental. En muchos casos estos años serán de transición hasta que las plantas puedan relocalizarse.

-La cooperativa está asociada a ACA, ¿qué facilidades tienen para acceder a créditos?

-ACA tiene acceso a créditos de bancos internacionales a partir de su labor como exportador. La Asociación evalúa a quién le puede otorgar un crédito y cuánto le puede dar a cada cooperativa. Además, los créditos son a tasas de un 7 u 8% de interés anual y a ocho años, con cuotas semestrales que ACA se cobra a partir de la retención de un 0,5% de todo el movimiento de la cooperativa. Esto va a un fondo y en el momento del vencimiento de la cuota se lo cobra.

-Uno de los temas de la última Jornatec fue el de las restricciones que cada vez son más en Europa, ¿cuál es el panorama?

-La Unión Europea está cada vez más exigente en tolerancia de residuos de pesticidas y plaguicidas. Una nueva regulación para 2008 bajaría los niveles de micotoxinas, que complican mucho al maíz. Esto va a ser difícil de cumplir con las condiciones de calidad que nos exigen. Para esto, habrá que capacitar mucho a los acopiadores y en eso estamos, para que no nos tome por sorpresa.

Juan I. Martínez Dodda | jdodda@infocampo.com.ar

Seguí leyendo:

Temas relacionados: