Publicidad Bajar al sitio
| Infocampo, noticias del campo

Repercusiones de la medida que limita el peso de faena

Luego de que el gobierno promoviera una medida para limitar el peso de la faena, que regirá a partir del 1° de noviembre, Infocampo TV expuso las opiniones que la resolución generó en los distintos referentes del sector agropecuario. Las repercusiones de esta modificación fueron diversas.

29.08.2005
Infocampo
Infocampo

Agustin Arroyo, director de la Asociación Argentina de Angus, mostró, por un lado, cierto rechazo frente a la medida, pero reconoció la necesidad de que ésta sea apoyada.

En este sentido, destacó que “la palabra prohibición de faena por debajo de los 300 kilos nos irrita”.

×

Así, el dirigente argumentó que “lamentablemente, en la Argentina, cuando se habla de prohibición, aparece de inmediato la palabra transgresión, y eso suele traer consecuencias indeseadas”.

Sin embargo, consideró que, “de todas maneras, el fondo de la propuesta merece ser respaldada”.

Por su parte, Raúl Rivara, ministro de Asuntos Agrarios de la provincia de Buenos Aires, manifestó que “la prohibición de matanza de animales menores a 300 kilos, y el cambio de tipificación que ha propiciado el ONCCA, es claramente apoyado por el ministerio de Asuntos Agrarios”.

Siguiendo esta línea, sostuvo que “es la medida que había que tomar en el corto plazo” y, agregó que “en el largo plazo, es la solución para poder atender, sin ningún tipo de inconveniente, los mercados internos y externos, en mayor producción”.

En contraposición con esta postura, Mario Raitieri ex presidente de Coninagro, resaltó que “lamentablemente, no encontramos un eco en el Estado para poder conversar, como deberíamos hacerlo con los socios en una tarea de estas”.

De esta manera, argumentó que “en la medida en que incorporemos más divisas por medio de la carne, nosotros, como productores agropecuarios, vamos a ayudar muchísimo a este país”.

Raitieri sostuvo que “por eso, tenemos que tener también conversaciones de socios y no de empleados”.

Así, señaló que “pareciera que somos una especie de siervos de la tierra, ya que nos tratan como empleados que tienen que cumplir órdenes que nos dan los señores de turno”.

Finalmente, Marcelo Regúnaga, coordinador de la Unidad de Agronegocios de la Universidad de San Andrés, consideró que si bien se trata de “una buena medida”, es una resolución “inoportuna”.

En este sentido, sostuvo que “no creo que se puedan tomar medidas de este tipo de un día para el otro”.

Así, destacó el riesgo de cambiar las reglas de juego de los productores, “sobre todo a quienes están embarcados en producir terneros y entregarlos dentro de un mes”.

De esta manera, consideró que “la imprevisibilidad es uno de los problemas constantes que tiene la producción agropecuaria”.

Verónica Scornik

vscornik@infocampo.com.ar

Tags