Publicidad Cerrar X

Retenciones, ¿sí o no?: los mensajes al campo de Bullrich, Larreta, Milei, Morales, Pichetto y Schiaretti

En el marco de una jornada organizada por la Sociedad Rural Argentina, los precandidatos presidenciales opositores criticaron las políticas oficiales para el agro. Y coincidieron en que los derechos de exportación se deben reducir, pero de modo gradual

Una importante audiencia se dio cita a la reunión de directores de la SRA, en la que disertaron los precandidatos a presidente.
Andrés Lobato
Por Andrés
Lobato

La campaña electoral 2023 comenzó a levantar vuelo y una de las incógnitas radica en cuáles serán las propuestas que presentarán los candidatos a presidente para la cadena de valor agroindustrial.

Con esta idea en mente, los referentes opositores que buscan llegar a la Casa Rosada presentaron su hoja de ruta para el agro, en el marco de la jornada “Compromiso para una nueva Argentina”, que se llevó a cabo el miércoles 12 de abril en el predio ferial de la Sociedad Rural Argentina (SRA) en Palermo, en el marco de una nueva Reunión de Delegados y Directores de la entidad.

La temperatura empezó a elevarse bien temprano, en la presentación que llevó a cabo el titular de la SRA, Nicolás Pino.

“El oficialismo fue invitado, pero no aceptaron”, remarcó, al presentar a los precandidatos presidenciales de la oposición.

“Cada uno de nosotros, desde el lugar que ocupa, necesitamos empezar a buscar soluciones a los problemas estructurales de nuestro país. A este slogan, ‘Compromiso con una nueva Argentina’, lo tenemos que asumir todos”, enfatizó Pino.

VISIONES POLÍTICAS

El listado de oradores representó a gran parte del arco opositor y estuvo integrado por cuatro aspirantes que forman parte de las alianzas de Juntos por el Cambio –Patricia Bullrich, Horacio Rodríguez Larreta, Gerardo Morales y Miguel Ángel Pichetto-, y por Javier Milei (La Libertad Avanza) y el gobernador cordobés, del peronismo no kirchnerista, Juan Schiaretti. 

El discurso de los precandidatos tuvo varios puntos de convergencia y el principal fue en relación a la quita de los derechos de exportación para el complejo agroindustrial.

Con matices, incluso reconocieron que no es posible eliminar este impuesto en el corto plazo y en líneas generales, apostaron por una reducción gradual de este tributo.

También se defendió el derecho a la propiedad privada y hasta uno de los disertantes (Rodríguez Larreta) se animó a proyectar una producción granaria de 190 millones de toneladas en caso de ser electo presidente. 

JAVIER MILEI

En el Pabellón Rojo y ante un auditorio que incluía a productores, directivos de entidades del agro y ex funcionarios de la gestión macrista en Agroindustria entre 2015 y 2019, el libertario Milei abrió el juego. 

Sin propuestas concretas para el agro, apeló a su oratoria para esbozar su programa económico en caso de ganar las elecciones: disolver el Banco Central y dolarizar la economía. De este modo y con una economía estabilizada y con la dolarización, el sector agroindustrial mejoraría su performance

“Si se eliminara la brecha cambiaria y las retenciones, se deberían triplicar los ingresos”, sostuvo.

Y arrancó los primeros aplausos de la audiencia cuando mencionó que pese a la presión impositiva, el campo sigue adelante: “Es un milagro que sobrevivan, son el sector agropecuario más eficiente del mundo”, expresó. 

Milei fue más economista que analista de la realidad del agro y solo apeló a frases para fidelizar a su electorado cuando abordó esta problemática: “Aquellos que quieren seguir cobrándoles retenciones, son sus enemigos”, ejemplificó.  

PATRICIA BULLRICH

A su turno, Bullrich fue directo “al hueso” y tocó dos temas sensibles para los productores. “Hay que terminar con el cepo cambiario, retirarlo de inmediato y hay que dar un hachazo real a las retenciones”, dijo. Pero lo ató a la necesidad, primero, de lograr un superávit fiscal. 

Con su discurso, que en varios tramos hizo alusión a la firmeza para tomar decisiones y el carácter distorsivo de los derechos de exportación, la referente del PRO se llevó el primer lugar en el “aplausómetro” de la Rural.

Si bien sostuvo que las retenciones se deben “quitar lo más rápido posible”, no dio precisiones en cuanto a plazos, aunque calculó que sin derechos de exportación, los ingresos deberían crecer un 38% en los próximos 10 años. 

La exponente del ala más dura de Juntos por el Cambio también coincidió con el resto de los disertantes en la necesidad de unificar el tipo de cambio. Bullrich también recordó su paso reciente por Expoagro y destacó el avance tecnológico del sector. 

MIGUEL ÁNGEL PICHETTO

Pichetto, por su parte, abrió su presentación con una defensa de la propiedad privada y recordó episodios como la ocupación de campos por parte del dirigente social Juan Grabois, en campos entrerrianos pertenecientes a la familia Etchevehere. 

“Hay que volver a restablecer con vigor el derecho a propiedad de la tierra”, consideró.

Con respecto a las retenciones, coincidió con el resto de los oradores en su calidad de impuesto distorsivo, pero también reconoció que ante un escenario económico complejo, no se podrá instrumentar su quita de manera inmediata.

“Fundamentalmente el problema de Argentina es del orden fiscal. Sería muy bueno decir que eliminaremos las retenciones en el primer día; coincidimos que es un impuesto distorsivo y desalienta las exportaciones, pero entendemos que este país tiene un proceso de caída libre fiscal, y que esta medida no se puede tomar inmediatamente y que se debe bajar paulatinamente”, precisó.

Y completó: “Hay que tener un horizonte con el tema y marcar un rumbo, por ejemplo quitando derechos de exportación al agregado de valor”. 

En este contexto, consideró que mientras se apunta a un tipo de cambio unificado, una alternativa sería fijar un dólar al valor de mercado para impulsar las exportaciones y otro financiero. 

GERARDO MORALES

A su turno, el gobernador de Jujuy y principal referente del radicalismo dentro de JXC, destacó que es necesario profundizar el perfil exportador argentina y puso como ejemplo el valor agregado al cáñamo que se puso en marcha en su provincia.

Otra carta jugada por Morales fue exhibir las virtudes de los regímenes de inversión que funcionan en Jujuy, que devuelven entre un 30% y 60% del Impuestos a las Ganancias y un porcentaje del capital invertido.

Es el camino que debe seguir Nación, generar regímenes de promoción para crecer“, sostuvo. 

Asimismo, de llegar a ser presidente, estimó que en el plazo máximo de un año lograría unificar el tipo de cambio y fue el único precandidato que mencionó el cambio climático y las oportunidades que genera en la cadena de valor.

“El cupo de los biocombustibles puede llegar al 15%“, puntualizó. 

Con relación a las retenciones, una de las preguntas más repetidas de los asistentes, Morales aseguró: “Nuestra meta es bajar impuestos, retenciones. Va a ser duro el año que viene, pero no le tenemos miedo. Esperamos que al terminar el mandato haber podido bajar las retenciones al nivel de países de la región”.

JUAN SCHIARETTI

El mandatario cordobés y único exponente del peronismo en la Rural, subrayó que “la falta de dólares se soluciona con la salida al mundo, con el sector exportador, el gas, el petróleo, la minería, la economía del conocimiento”.

Específicamente en relación al campo, recordó que “el campo es fundamental para toda la Argentina. Cuando le va mal, como con la sequía, aprieta los dientes y sigue adelante. Cuando le va bien no se lleva la plata afuera, reinvierte en el pueblo, en sus campos, en un departamento para que sus hijos vayan a estudiar”.

Por eso, consideró: “Ese es el espíritu del productor agropecuario, apostar a producir, a innovar, a ser el sostén del progreso de nuestra patria. Precisamos cuidar al campo”.

A tal fin, opinó que hay que “sacar ese impuesto que penaliza la producción: las retenciones, que solo existe en este país. Si le sacan el pie de encima al campo, Argentina va a conseguir mayor progreso y muchas más divisas genuinas”.

“Planteamos que se eliminen gradualmente las retenciones y que vayan a cuenta del Impuesto a las Ganancias. El campo es la Argentina, la producción y el trabajo y por eso queremos trabajar juntos para que podamos arrancar como país”, finalizó.

unnamed

HORACIO RODRÍGUEZ LARRETA

Por último, el jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, duró menos de un minuto en exponer su postura sobre el sector agroindustrial. En su alocución buscó mostrar que está recorriendo el país y no ahorró críticas para las políticas oficiales para el sector.

Al igual que Pichetto, admitíó que no se pueden eliminar los derechos de exportación en el corto plazo, aunque en caso de llegar al sillón de Rivadavía eliminará de manera inmediata estos impuestos para para 200 productos de las economías regionales. Y con el resto, un descenso escalonado.

“No levantaremos el cepo el primer día y unificar, si no hay que ver qué país recibimos. En cuanto a las retenciones, un impuesto horrible que se adueña del trabajo de ustedes, me comprometo a eliminarlas a más de 200 productos de economías regionales el primer día de Gobierno. Y con el resto, un descenso escalonado en función del aumento de exportaciones”, profundizó.

Desburocratizar, simplificar los trámites con el Estado, realizar una actualización del sistema laboral, y una actualización de la infraestructura, obras viales, de logística, de dragado de la hidrovía, como así también mejorar la conectividad digital rural, fueron otras de sus promesas.

Asimismo, el funcionario porteño puso algunos números a la potencialidad del sector agroindustrial y estimó que, con los estímulos adecuados, en seis años se pueden duplicar las exportaciones del campo.

Calculó que en granos se pueden llegar a producir 190 millones de toneladas en la próxima década, mientras que en carne vacuna se podrían alcanzar las 4 millones de toneladas.