Publicidad Cerrar X

Silo-bolsa: Recuperan 337 M $/año

Se evaluaron los efectos del silaje en bolsas plásticas para soja, maíz, girasol, trigo y sorgo; también en cebada, arroz, poroto y algodón. La Argentina, líder.

Se evaluaron los efectos del silaje en bolsas plásticas para soja, maíz, girasol, trigo y sorgo; también en cebada, arroz, poroto y algodón. La Argentina, líder.
infocampo

Desde sus comienzos, la tecnología de embolsado de granos ha tenido gran difusión en la Argentina, aunque se usó con escasos conocimientos técnicos debido a la poca información a nivel local e internacional que se disponía. En ese entonces se generaban pérdidas en cantidad y calidad dada la poca experiencia de los productores.

Hace tres años el Inta y las empresas fabricantes de bolsas plásticas para silos celebraron un convenio de asistencia técnica con el fin de experimentar nuevas tecnologías que posibiliten la reducción del riesgo de deterioro de los granos.

En esta nota se presentan algunos de los resultados más destacados relevados por el Proyecto de Eficiencia en Cosecha y Poscosecha de Granos (Precop). Se trabajó en granos de los cultivos tradicionales (maíz, soja, trigo, girasol y sorgo) y se incorporaron otros como la cebada, arroz, poroto y algodón.

La experiencia lograda hace que hoy la Argentina tenga los avances más destacados del mundo en almacenamiento de granos en bolsas plásticas y lidera también esta tecnología, no sólo en el país, sino también en otros lugares del mundo, fomentando la exportación de máquinas, equipos y bolsas.

La confiabilidad lograda en esta tecnología, incentivó el uso de este tipo de almacenamiento, llegando a la última campaña a un volumen de granos en bolsas plásticas de aproximadamente 30 Mt. Es decir el 30% de la producción total, supliendo el gran déficit de instalaciones fijas en el país.

Resultado económico. El ajuste de tecnología permitió disminuir las pérdidas en cantidad y en calidad en un orden estimado del 3% sobre el total de granos almacenados en bolsas plásticas. Considerando un promedio de 25 Mt anuales en los últimos tres años y un promedio de precio por tonelada de grano de $450, se estima un retorno económico al sistema de aproximadamente 337,5 millones de pesos anuales, sin contabilizar las pérdidas que hubiesen ocurrido por la falta de almacenamiento.

Conclusiones técnicas.

â La media sombra fue muy eficiente en atenuar el efecto de la temperatura y de la amplitud térmica.

â En ambientes templados no se justifica colocar la media sombra anticipadamente.

â En ambientes cálidos (área de Las Breñas) se justifica usar la media sombra anticipadamente ya que colocadas en mayo y julio tuvieron un efecto benéfico sobre la calidad, especialmente para aquellos lotes destinados a semilla.

â En el almacenamiento de Maíz, las micotoxinas no presentaron una evolución en el interior de las bolsas cuando están bien preservadas y sin roturas.

â El almacenamiento de maíz con 19% de humedad provoca pérdidas de calidad en el largo tiempo, pero mejora la calidad nutricional.

â El almacenamiento de maíz con 17% de humedad, en el corto plazo (90 días), no provoca pérdida de calidad física y nutricional.

â Las humedades de las muestras de los granos de la parte superior y de la parte inferior dentro de la bolsa sufren alteraciones dependiendo del ambiente en la cual está armada la bolsa. En la zona de Balcarce no presentaron variaciones en el corto plazo, mientras en un ambiente distinto, como Las Breñas y Manfredi, hay una tendencia a variar esos valores a partir de la primavera.

â No se detectaron niveles de contaminación por aflatoxinas en el corto plazo, lo que refleja la importancia de almacenar granos de maíz relativamente secos y mantener la bolsa sin roturas a fin de evitar este problema.

â Para la soja, con un nivel de humedad muy bajo y con una exposición al aire libre muy corta, prácticamente no se justifica la colocación de la media sombra ya que los riesgos se reducen y el deterioro prácticamente no ocurre.

– Hasta el momento, el grano de arroz almacenado en bolsas plásticas hasta con humedades del 17,5% no sufre alteraciones que perjudiquen su calidad industrial, como mínimo por períodos de 70 días.

â La concentración de fosfina decae lentamente luego del cuarto día de la aplicación, registrándose valores de 150 ppm en algunas zonas de la bolsa luego de 10 días de tratamiento. Por dichos motivos es importante recomendar que se tomen precauciones para manipular el grano en bolsas que han sido recientemente tratadas con este producto.

â La mortalidad de insectos adultos fue del 100%, aun en la bolsa tratada con la menor dosis (3 g/m3 de fosfuro de aluminio), mientras que en la bolsa testigo (sin tratar) la mortalidad fue sólo del 13 al 33%.

â No se produjo aumento de la fracción quebrado por efecto del sinfín de la tolva (buen estado).

â Durante la formación del silobolsa se produce una estratificación del quebrado/partido, el cual se aumenta al doble en el estrato inferior para maíz y un 20% en soja.

â El deterioro de los granos embolsados está relacionado con la humedad al momento del embolsado. La protección con media sombra no produjo mejoras estadísticamente significativas en la temperatura superficial del silobolsa y ninguna mejora en el interior del silo-bolsa cuando los granos están secos.

Finalmente, se revalida el concepto de que la elección del lugar en que se ubicará la bolsa y el cuidado posterior de la misma es fundamental para realizar con éxito el proceso.

Seguí leyendo:

Temas relacionados: