Publicidad Bajar al sitio
| Infocampo, noticias del campo

Superando las barreras

El mayor evento sojero del año. Técnicos y empresarios pensando el futuro. La responsabilidad

25.06.2005
Infocampo
Infocampo

La consultora Sema (organizadora) en su convocatoria advertía que “el mundo de la soja es inmenso. Tenemos dos días para recorrerlo”. Lamentablemente yo sólo tengo dos páginas. Imposible abarcar a la enorme cantidad de masa crítica reunida en esta suerte de up date tecnológico y económico del mayor cultivo de la Argentina. Que por cierto tiene un interesante recorrido ascendente en sus cotizaciones. Y ya hay quienes mirando hacia el futuro están cerrando negocios porque les gusta los 170 dólares por tonelada de la posición mayo 2006.

“Brindar un ámbito de análisis buscando elaborar sistemas de alto rendimiento en soja, venciendo los límites de producción con una mirada responsable e integral al ambiente, a las empresa y al sector”, definió como misión de este Mundo Soja 2005, el coordinador académico del evento, Emilio Satorre.

×

Un encuentro, auspiciado por AACREA y AAPRESID, que estuvo impregnado de un aroma a negocios. Por eso, el secretario de Agricultura de la Nación, Miguel Campos, aprovechó la oportunidad para firmar, junto con las entidades que representan a los principales cultivos, convenios sobre temas importantes como el de biocombustibles y subproductos de la soja. Pero que también tuvo espacios solidarios, como cuando se presentó El Recetario de Sojita y Sojito, un trabajo conjunto de Sojares con Solidagro que cuenta con el auspicio de ACSoja (Asociación de la Cadena de la Soja Argentina), Sadeso (Sociedad Argentina para el Desarrollo y Usos de la Soja) y la Fundación Ishihara para el Desarrollo Agrícola.

El que avisa no traiciona. Lo dije al principio: intentar resumir 6 módulos y los talleres simultáneos que se desarrollaron durante estos dos días era una tarea condenada al fracaso.

Por eso, en estas páginas habrá una selección de los puntos de vista más importantes que dejaron los técnicos y empresarios que desfilaron por el Hilton. Un vuelo rápido por el mundo del cultivo que sostiene, hace años, la economía nacional.

La visión de un clásico: Víctor Trucco

El jueves, el presidente honorario de AAPRESID explicó que “hoy lo que está en juego es la rentabilidad del sector agropecuario, que es el más nacional del empresariado, y que no transfiere su riqueza al exterior, sino que la planta en los suelos de la Patria. Que es innovador, que confía en la capacidad de nuestros científicos. El sector agropecuario quiere invertir su rentabilidad en el país, y no pide subsidios. Ha demostrado ser el sector más competitivo, en un mundo globalizado, queremos agregarle valor a nuestra producción”.

Y agregó que “creemos en los recursos genuinos, en los ahorros que podemos generar, no creemos en el dinero fácil, de fondos que aparecen un día, como un maná del cielo y que el día menos pensado desaparecen. Mientras los mitos sigan nutriendo los paradigmas del progreso, se seguirán obteniendo los resultados conocidos, un país cada día mas pobre, que se aleja del progreso posible, del acceso a un bienestar que no tiene que ver con el éxtasis, pero sí con condiciones a que la mayoría de las personas aspira”.

Mentaberry y el genoma de la soja

Para el investigador Alejandro Mentaberry (FCEN-UBA) “la dilucidación del genoma de la soja permitirá caracterizar genes de utilidad para el mejoramiento de esta oleaginosa y de otros cultivos. Esta tarea está hoy considerablemente avanzada y se prevé su finalización en el plazo de aproximadamente un año”. Y agregó que “en los próximos dos años, el Comité Ejecutivo para la Genética de Soja, una instancia de coordinación entre distintos laboratorios públicos de Estados Unidos, se propone construir un mapa físico de alta densidad del genoma de la soja en el que se hallen localizados entre 2.000 y 3.000 marcadores moleculares”. Hacia el futuro, Mentaberry señaló que “el principal desafío actual consiste en relacionar los datos derivados de los estudios genómicos, con los de los estudios proteómicos y metabolómicos, lo cual conducirá a una visión integrada de los mecanismos regulatorios en este cultivo. Estos estudios podrán luego ampliarse para incluir el efecto de la temperatura y otros estreses sobre la maduración y germinación de las semillas”.

Daniel Díaz | ddiaz@infocampo.com.ar

Tags