Publicidad Cerrar X

Tras los pasos del plan maestro integral

La solución esperada para las inundaciones en la región pampeana

La solución esperada para las inundaciones en la región pampeana
infocampo

La Cuenca del Río Salado requiere de una inversión de 3.200 millones de pesos y permitirá recuperar para la producción unas 5 millones de hectáreas. Hoy se avanza sobre el 20 % de la totalidad del proyecto.

La Cuenca del Salado genera algo así como el 25 % de la producción nacional. La misma producción que varias veces se llevó el agua. La última vez fue por los años 2000/01, cuando quedaron sepultadas unas 5 M de hectáreas productivas de la región pampeana. Sin embargo, la solución estaba desde 1999. Recién desde hace un año el Plan Maestro Integral de la Cuenca del Salado se puso en marcha. En dos años se habrá completado el 20 % de la obra.

El plan fue diseñado por una consultora holandesa durante la gestión de Eduardo Duhalde en la provincia de Buenos Aires. La idea original, que preveía un plazo de ejecución de 15 años por una inversión de u$s 1800 millones durmió en un cajón hasta que el año pasado el Gobierno nacional puso el dinero que hace falta para darle marcha.

Hoy estiman que el proyecto implica unos 3.200 millones de pesos de inversión. Pero si se tiene en cuenta que se buscan recuperar unas 5 millones de ha productivas es a todas luces un buen negocio.

Las tareas en marcha representan una inversión de aproximadamente $600 millones – una quinta parte del plan-. “Con las tareas que se están realizando, de producirse una inundación como la de 2000/01, lo que tardó meses en recuperarse, ahora estará en condiciones normales en un plazo de 60 días”, explicó el Ing. Norberto Coroli, director provincial de Saneamiento y Obras Hidráulicas de Buenos Aires.

El dinero para estas obras proviene del Fondo Hídrico nacional. Un paquete que se alimenta de los cinco centavos del litro de nafta y del metro cúbico de gas natural comprimido. El plan divide a la provincia en tres regiones, A, B y C, y a cada una de ellas en distintas subregiones. Una de las áreas que está en marcha en la parte superior es la que se denomina subregión A1.

Las tareas que se llevan a cabo en la Subregión benefician a los partidos de Junín, Arenales, Leandro N. Alem, Ameghino, Villegas, parte de Lincoln, de Viamonte y Pinto. El proyecto se hizo tomando como base la formulación del Plan Maestro llevado a Proyecto Ejecutivo por la Dirección provincial y en este momento lo está ejecutando la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación. La obra tiene una inversión de 200 millones de pesos y un plazo de realización de casi 3 años. “Teniendo en cuenta el avance, considero que entre 2005 y 2006 ya debieran estar terminadas”, dijo Coroli y agregó: “Hemos licitado un primer tramo, desde el canal 15 hasta la entrada del sistema de lagunas conocido como Las Barrancas, partido de Pilar, Chascomús y Castelli. Es una obra de dragado que le va a dar al Salado la capacidad de llevar 1.000 m cúbicos de agua por segundo. La obra tiene una inversión de $110 millones y contempla el dragado de 19 millones de m cúbicos de suelo, con un plazo de ejecución de 24 meses”. El técnico dijo que a partir de este primer tramo licitaron el segundo que va desde la entrada de la laguna La Barranca hasta la entrada del Arroyo Los Poronguitos. De esta forma, “tendríamos en marcha una obra de aproximadamente 270 millones de pesos para el dragado del Salado que pretende darle capacidad a los primeros 120 kilómetros”, aclaró Coroli.

“Con esas tres canalizaríamos el Salado Inferior, desde la bahía hasta la entrada de la laguna Las Flores Grandes y Las Flores Chicas. Desde ahí tendríamos otro tramo hasta llegar a Bragado en la Ruta 5, con una inversión de unos $400 millones más. Por último, quedaría un tramo de unos 200 kilómetros hasta Junín que empalmaría con las obras de la Subregión A1”, explicó Coroli.

Para la realización total de estas obras primero hay que conseguir los recursos. “Estamos hablando de 280 millones de pesos y estamos en la primera mitad del tramo inferior. Falta otro tanto para completarlo. De existir el financiamiento vamos a tardar en llegar a Bragado unos 5 o 6 años aproximadamente. Cada tramo no se hace en menos de tres o cuatro años”, dijo Coroli.

Milva Beloso | Especial para Infocampo

Seguí leyendo:

Temas relacionados: