Publicidad Cerrar X

Un recorte a los subsidios agrícolas

Alentada por el escenario internacional favorable para los precios de las materias primas la UE abrió un controvertido proceso de "modernización" de su Política Agrícola Común (PAC). Dicen que es una medida simbólica

Alentada por el escenario internacional favorable para los precios de las materias primas la UE abrió un controvertido proceso de "modernización" de su Política Agrícola Común (PAC). Dicen que es una medida simbólica
infocampo

La supresión progresiva de las cuotas de producción de leche, la interrupción del plan de abandono de cultivos, el cese de los precios garantizados para los cereales y un recorte de las ayudas individuales más elevadas son las principales iniciativas presentadas por la Comisión Europea.

Las propuestas forman parte de un “cheque médico de la PAC” destinado a profundizar la reforma a la que fue sometida la política agrícola de la UE en 2003, y por la cual las ayudas a los agricultores dejaron de estar vinculadas con sus volúmenes de producción y comenzaron a desdoblarse en un porcentaje ligado a la cantidad producida y otro a la superficie cultivada.

Las iniciativa más explosiva es la reducción progresiva de los subsidios girados a las grandes explotaciones cuando superan los 100.000 euros anuales, una medida muy simbólica teniendo en cuenta que el 80% de las ayudas de la UE van a parar a la manos del 20% de los productores.

Principales afectados

La propuesta afectaría especialmente a los grandes terratenientes aristocráticos del Reino Unido (como la Reina Isabel II y el Príncipe Carlos) y las gigantescas cooperativas agrícolas de Alemania heredadas de la ex RDA comunista, aunque también afectará a República Checa y Dinamarca.

Las reacciones hostiles de Alemania y Gran Bretaña, que ya habían bloqueado en 2002 un primer intento de limitar esas subvenciones a 300.000 euros, no tardaron en llegar.

El ministro alemán de Agricultura, Horst Seehofer, advirtió sobre las consecuencias “catastróficas” en el Este de su país, y un diplomático británico en Bruselas estimó que Londres seguirá oponiéndose a ese tipo de idea como ya lo había hecho en el pasado.

Otra de las polémicas propuestas

La Comisión anunció la supresión de los precios garantizados para los productores de la mayoría de los cereales, teniendo en cuenta “el nivel particularmente elevado de los precios del mercado”.

Este mecanismo de intervención debería recuperar su objetivo inicial de proteger a los agricultores en caso de caída libre de los precios y dejar de ser utilizado de manera sistemática, estima Bruselas.

En la misma sintonía, la Comisión propone “abolir” el abandono de cultivos en la UE, a raíz del contexto mundial de fuerte demanda agrícola que vuelve obsoleta esta medida destinada a reducir la producción.

La comisaria de Agricultura, Mariann Fischer Boel, también quiere extender el “desdoblamiento” de las ayudas a los agricultores en “los países que eligieron mantener un vínculo entre producción y apoyo estatal en ciertos sectores agrícolas”, como Francia.

Además, Fischer Boel propone revisar el modo de cálculo de las subvenciones fijas giradas a los agricultores, dejando atrás la base de redimiento histórico de cada productor para adoptar un criterio más uniforme como la talla de la superficie.

Una sexta iniciativa es la reducción progresiva hasta su desaparición hacia 2015 de las cuotas de producción de leche, en momentos en que el sector sufre una oferta insuficiente que lleva al alza a productos como la manteca, el queso o el yogurt.(Reuters)

Seguí leyendo:

Temas relacionados: