Publicidad Cerrar X

Un semillero tuvo “la mejor campaña de la historia” y ahora apunta a desarrollar nuevos híbridos

El Congreso de Distribuidores del Agro tuvo a KWS enfocado en el desarrollo de variedades maíz. Aunque aseguran que tuvieron una excelente campaña, se mostraron preocupados por el impacto de la chicharrita.

infocampo
Por Infocampo

La presencia de la compañía KWS, compañía con más de 5.000 empleados repartidos en más de 70 países, en el reciente Congreso de Distribuidores del Agro, tuvo como fuerte mensaje el acompañamiento al sector distribuidor y los productores.

“Podemos tener un gran trabajo de mejoramiento genético, detectar las principales necesidades del productor, diseño de política de precios, o de otras variables, pero si no contamos con una buena figura del distribuidor que nos represente en la zona, promocionando nuestros productos, atendiendo al productor, ese esfuerzo se desvanece en forma considerable”, comentó Álvaro Moreno, gerente de Marketing de la empresa.

“En KWS tuvimos una campaña 2023/24 a la que llamamos la mejor de la de la historia, ya sea en volumen de ventas o en proceso de rentabilidad de producto. Y no es que aumentamos los precios, que se mantuvieron estables. Pero eso nos permite enfocarnos en el proceso de aparición de nuevos híbridos”, comentó Moreno.

Según expresó, el hecho permite “tener más volumen de híbridos y poder adaptar esos híbridos realmente a la necesidad de la distribución y de la zona, capturar más valor y dar equilibrio a la persona que necesita”.

PREOCUPACIÓN POR LA CHICHARRITA DEL MAÍZ

“Es un tema muy importante que la verdad que nos afecta como país, porque hay un montón de divisas que no van a ingresar por esta problemática. También se está analizando el área de siembra y demás, así que parte de nuestra misión es seguir ayudando a la red comercial y al distribuidor”, explicó Moreno acerca de la problemática con respecto a la plaga.

Por eso, ante la enfermedad Spiroplasma que dejó fuera de competencia a muchos lotes, Moreno manifestó que el trabajo mancomunado que la industria de la semilla desarrolla con toda la cadena, “busca mitigar su efecto” y al mismo tiempo, promover estrategias que permitan contener “este nuevo desafío” que nació principalmente en esta temporada.

Un día en una “fábrica” de semillas de Argentina: cómo es el proceso para obtener un híbrido de maíz

“Se está haciendo un trabajo muy fino entre los organismos oficiales, gubernamentales, las asociaciones y todas las empresas para intentar reponernos de esta problemática que hoy nos golpea”, explicó, a la vez que sentenció: “En todas las campañas surgen inconvenientes diferentes, esta vez fue la plaga endémica, pero junto a los productores tendremos la resiliencia suficiente para dar vuelta la página muy pronto”, destacó.

En ese marco, instó a trabajar en el desarrollo de productos, biológicos o químicos, que controlen a la plaga y sumó un dato clave para los productores maiceros. “Con un buen manejo de genética también se empieza a disminuir este fenómeno”, diagnosticó.

En ese contexto, informó que el semillero está muy esperanzado, tras dialogar con productores que desean continuar sembrando maíz en la próxima temporada.

Entre las novedades que destacó en el Congreso de Distribuidores del Agro, se encuentran el híbrido destinados a ambientes de alto potencial de rendimiento: KWS 14-408 VIP3, los dos de gran perfil sanitario: KWS 16-607 VIP3 y KWS 16-959 VIP3; y el material de ciclo corto KWS 11-762 VIP3.

Por último, Moreno resaltó que el semillero mantendrá “su posición de liderazgo en materiales sileros”, aunque reconoció que es en el mercado de grano donde “estamos lanzando la mayor cantidad de híbridos en este momento, fruto de un gran programa de mejoramiento que venimos trabajando desde hace mas de ocho años en Argentina”.