El aumento del impuesto a las bebidas azucaradas causaría 5.000 despidos

El director de la Asociación Fabricantes Argentinos de Coca-Cola, Esteban Agost Carreño, advirtió que el impuesto que le quiere gravar a las gaseosas y bebidas azucaradas podría generar 5.000 despidos.

El gobierno quería imponer tributos del 17% para este tipo de bebidas, razón por la cual directivos de Coca Cola comunicaron desde Atlanta (Estados Unidos) que dejarán de comprar derivados de cítricos a Argentina si aumentan los impuestos.

Por el momento la reforma impositiva no está finalizada, y no se sabe cuál será el gravamen final, pero se especula que en el mejor de los casos el impuesto quedé en 12%.

“La propuesta que ha surgido es elevar de 4 a 17% la alícuota de impuestos internos que hoy tienen las bebidas sin alcohol”, explicó. Y advirtió que esta decisión podría generar una “pérdida de empleo en toda la cadena, cuyas estimaciones se ubican en 5 mil puestos” de trabajo, según informó Minutouno.

Carreño aseguró que un incremento en el impuesto puede generar también un “11 por ciento de aumento” en el precio de los productos: “El aumento del precio se daría casi inmediatamente, por lo que esta decisión impactaría en el consumo”.

Además, indicó que esta medida genera “preocupación en toda la industria y en toda la cadena de valor”, ya que la misma “abarca desde el productor agropecuario hasta el pequeño comerciante”.

Facundo Mesquida

Periodista