Confirmaron dos nuevos focos de rabia paresiante en Córdoba

Tras haber detectado dos nuevos brotes de rabia paresiante en animales ubicados en los departamentos Ischilín y Tulumba de la provincia de Córdoba, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) delimitó un área de vacunación para animales bovinos, porcinos, equinos y rumiantes menores, en un radio de 10 kilómetros alrededor de los predios afectados.

La rabia paresiante es una enfermedad endémica en algunas regiones del país, causada por el virus rábico transmitido por el vampiro común (Desmodus rotundus), que afecta principalmente al ganado bovino y equino, aunque también pueden ser atacadas otras especies domésticas, los humanos y algunos animales silvestres.

Actualmente, técnicos del Senasa atienden denuncias y responden consultas de la población relacionadas con la enfermedad. Además, se están organizando conferencias informativas a productores ganaderos, escuelas y a la población de las zonas afectadas.

En paralelo a estos casos, el Senasa continúa con las acciones de los departamentos Punilla y Cruz del Eje, donde se detectó rabia en el mes de abril del corriente.

En tal sentido, el Organismo recomienda evitar el contacto con animales muertos o con sintomatología nerviosa y dar aviso inmediato a su oficina más cercana para intervenir de manera preventiva y analizar sanitariamente cada situación.

Info Campo