Yerbateros amenazan con una nueva toma del INYM por el retraso en los pagos

Cuando parecía que las aguas se habían calmado después de las reiteradas protestas que el sector yerbatero llevó a cabo en marzo, los conflictos se reiniciaron a causa del atraso en los pagos en la provincia de Misiones. Así lo señaló el presidente de la Federación Agraria Argentina Filial Misiones, Jorge Butiuk, quien advirtió que podría haber una nueva toma del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) si no llegan respuestas. 

“En la zona sur, el pago de los precios de la hoja verde se están cumpliendo, pero lamentablemente otra vez los plazos son exageradamente largos y eso hace que toda la cadena se venga abajo”, expresó. 

Por otro lado, Butiuk se refirió a los controles que el INYM se había comprometido a realizar sobre los molineros para cumplir con los valores acordados de la yerba canchada. “No se están cumpliendo en las zonas centro y norte. En la zona sur se cumplen medianamente, muy pocas empresas cumplen al 100% el pago del precio oficial de la yerba mate canchada”, aseguró.

Según el dirigente rural, en marzo se tendría que haber implementado la cupificación y limitación de plantaciones, algo que no sucedió. “Pensábamos que iba a ser una gran oportunidad de regularizar la problemática yerbatera. Lamentablemente hasta el día de hoy no se hizo porque el INYM pospuso hasta el mes de septiembre el censo. No quieren terminar el censo, no hay voluntad dentro del directorio”, disparó.

“A medida que va pasando el tiempo nos vamos convenciendo de que los compromisos que hace Nación son solamente para conformar y no para realizar cambios. Agroindustria está totalmente ausente”, sostuvo, al tiempo que afirmó que “los créditos que lanzó la Provincia son una trampa fiscal”.

Finalmente, Butiuk adelantó que de no haber respuestas por parte del Ejecutivo Nacional habrá una asamblea para decidir los pasos a seguir, lo cual podría desembocar en una nueva toma del INYM.  “Si llega a ocurrir va a hacer mucho más complicado que la vez anterior”, cerró.

Marina Friedlander

Periodista