| InfocampoTV

Alerta por ola de calor y las recomendaciones para los animales en producción

Según los pronósticos del Servicio Meteorológico Nacional, rige un alerta por ola de calor para los próximos días. Infocampo te acerca las recomendaciones técnicas para un correcto manejo de la ganadería durante este periodo.

Print Friendly, PDF & Email
19.02.2019 | Por Xavier Hernández
Xavier
Hernández

Las olas de calor afectan la salud humana y también la de los animales. Es por ello que en el Servicio Meteorológico Nacional funciona un sistema de alerta que da aviso ante el suceso de estos fenómenos. Según estimaciones de la institución durante los próximos días gran parte del territorio nacional enfrentará condiciones térmicas intensas.

Una ola de calor se define como un período en el cual las temperaturas máximas y mínimas igualan o superan, por lo menos durante 3 días consecutivos y en forma simultánea, ciertos umbrales que dependen de cada localidad. Esos umbrales se establecen de acuerdo al valor de temperatura que supera en un 10% al valor térmico más alto del lugar y se elabora en función de los registros histórico de cada localidad.

Cuando la temperatura supera los los 25°C y la humedad relativa el 50% los animales pierden el confort térmico y aumentan los riesgos de estrés calórico. Las condiciones meteorológicas de esta semana señalan que esos valores serán superados en gran parte del país y desde el INTA no solo permiten conocer el Indice de Temperatura y Humedad zona por zona, sino que también emitieron una serie de recomendaciones para prevenir o mitigar el fenómeno.

Bovinos de Leche:

Los profesionales Karina García, Laura Gastaldi, Jorge Ghiano, Jorge Domínguez, Nicolás Sosa, Federico Massoni, Emilio Walter, Mariano Ferreira y Miguel Taverna del INTA Rafaela,  señalaron lo que sucede con los animales durante el Estrés calórico y enunciaron las principales medidas a tomar para reducir el el impacto en los bovinos de leche

El bovino debe mantener su temperatura corporal dentro de un intervalo muy acotado, que en bovinos de leche, oscila en 38,6 ± 1,2ºC. Esta condición (homeotermia) es esencial para que el conjunto de funciones fisiológicas y reacciones metabólicas se desarrollen en forma óptima

Ante un aumento de la temperatura ambiente, la vaca trata inicialmente de incrementar la eliminación de calor por vasodilatación subcutánea y evaporación de agua a nivel respiratorio. Si esto no fuera suficiente, continúa minimizando sus desplazamientos y, por último, disminuyendo la ingestión de alimentos.

En este marco, a partir de una cierta temperatura ambiente, la vaca no podrá mantener más su homeostasis y se considera que el animal ingresó a un estado de estrés calórico. A la temperatura ambiente en la que se produce esta situación, se la denomina temperatura crítica superior.

Signos que indican el estado de estrés

Para establecer un rápido diagnóstico sobre el estado de estrés calórico, estos son los signos asociados al comportamiento de las vacas:

  • Aumento del ritmo respiratorio (más de 80 pulsaciones por minuto, normal= 35-50 por minuto).
  • Incremento de la temperatura corporal (> 39ºC).
  • Respiración rápida con la boca abierta.
  • La lengua cuelga de la boca.
  • Excesiva salivación y pérdida de saliva por la boca.
  • Disminución de la rumia.
  • Descenso de la actividad corporal.
  • Incremento de la ingesta de agua.
  • Reducción del consumo de MS.

Por este motivo, los principales efectos del estrés calórico repercuten sobre el consumo y la nutrición, la fertilidad y la producción.

Más detalles.

Porcinos:

Los cerdos no son buenos disipando el calor corporal, debido a que transpiran muy poco necesitan humedecer su piel para bajar su temperatura interna.  Es por ello que no sólo debe prestarse atención  durante el día, sino que también, es clave saber las marcas térmicas durante la noche y la amplitud térmica experimentada.

“Esto complica más el cuadro produciendo un efecto aditivo en el número de horas de calor efectivo o jadeo, temperatura por encima de la temperatura critica máxima, limite por encima del cual la hembra no puede disipar calor”, detalló Ariel Cogo, veterinario de la agencia Luján del INTA AMBA.

Recomendaciones:

El veterinario relató una serie de medidas que pueden tomarse en forma simple sin grandes gastos en los sistemas de producción tanto sean a campo confinado o mixto.

  • Disminuir la inclusión de fibra en la dieta, ya que la misma produce más calor (el metabolismo genera calor por el gran trabajo que necesita para degradarla) en verano es preferible dar dietas de fácil digestión.
  • Proveer de sombra y agua, de manera combinada, obligando (encerrando) a los animales a la misma durante las horas de radiación intensa (aunque este nublado) de las 8 hasta las 20 horas.
  • Mojar a las cerdas, recordemos que si esta seca (y no transpira) le cuesta bajar la temperatura.
  • Chequear la cantidad de agua y asegurarnos que puedan tomarla, todos los animales, en lotes de grupos grandes se da competencia también por el agua, siempre que esta se entregue en cantidades limitadas (insuficientes). El caudal para adultos es de 2 litros por minuto, puede llenar una botella de gaseosa en los chupetes en un minuto.

“Las necesidades de agua de nuestra hembra se duplican de un día para el otro, el parto marca ese cambio y debemos actuar con practicidad. Si vienen de tomar 12-15 litros de agua/día y sabemos que va a tomar el doble preparemos todo para que suceda”, sumó el profesional.

Mas detalles.

Bovinos de carne

En ambientes con elevada temperatura los bovinos pueden ver afectado su confort térmico y desencadenar una serie de cambios fisiológicos que conducen a una progresiva disminución en la eficiencia productiva. Según sea el caso, los bovinos pueden presentar menores ganancias o pérdida de peso, caída en la producción de leche , baja performance reproductiva  y ,en un estado extremo, llegar a la muerte.

De acuerdo con los especialistas, las claves en el manejo son principalmente:

  • Implementación de sombras naturales o artificiales, sumado al enfriamiento de los animales mediante el uso de ventiladores y aspersores.
  • Respecto a la alimentación, se recomienda priorizar pastoreos nocturnos y de madrugada. Suministrar dietas frías, equilibradas y de mayor contenido energético. De este modo, el calor interno producido por el animal no será excesivo.
  • El agua es otro factor crítico a cuidar. En situaciones con temperaturas elevadas, una vaca puede consumir en promedio hasta 107 litros por día, mientras que una lechera de alta producción puede ingerir hasta 140 litros por día. En una toma de cinco minutos, se calcula que un solo animal puede beber hasta 13 litros.
  • La respiración del animal es un buen indicador de su estado de bienestar. El incremento de la frecuencia suele ser el primer síntoma visible de la respuesta al estrés térmico. A medida que aumenta la cantidad de aire respirado, mayor será la pérdida de calor.

Más detalles.

17.05.2019 | Por Solana Sommantico

Camas biológicas: una alternativa para reducir la contaminación

Con el fin de degradar agroquímicos presentes en el ambiente, investigadores descubren que utilizando el propio suelo y materiales de desecho, se puede lograr. Apuntan a su uso en las operaciones de carga de pulverizadores.

05.06.2018 | Por Xavier Hernández

Consejos para prevenir enfermedades transmitidas por alimentos

El SENASA, emitió una serie de recomendaciones a la hora de comprar carnes, para evitar la compra de productos que puedan causar enfermedades.

23.04.2019 | Por Solana Sommantico

Una cosechadora se prendió fuego por completo en un campo de soja

En un establecimiento agrícola del departamento de Villaguay, una maquinaria sufrió daños en un 95%. Los bomberos acudieron al lugar y ademas, sofocaron el fuego que había afectado parte del rastrojo.