Publicidad Cerrar X
| Infocampo, noticias del campo

Ambientalistas que protestaban desde 2013 contra Monsanto, levantaron el acampe.

Se debe a que la empresa abandonó el proyecto de instalar una planta de semillas en la localidad cordobesa de Malvinas Argentinas.

01.11.2016
Infocampo
Infocampo

Organizaciones ambientalistas que reclamaban contra la futura instalación de una planta de semillas de Monsanto en la localidad cordobesa de Malvinas Argentinas, a 14 kilómetros de la ciudad de Córdoba, resolvieron levantar el acampe que llevan adelante desde 2013 en el ingreso al predio luego de que la compañía resolviera abandonar el proyecto.

“Fue una larga lucha, con un gran acompañamiento de las organizaciones y de la sociedad, y habiendo logrado el objetivo de evitar que la empresa se instalara y contaminara a la población, consideramos que esa meta se cumplió, por lo tanto, el acampe se levanta”, dijo Gastón Mazzalay, uno de los representantes de la Asamblea Malvinas Lucha por la Vida.

El proceso contra la instalación de la planta de Monsanto comenzó a mediados del 2012 y el acampe en setiembre de 2013. A lo largo de ese tiempo, los ambientalistas  obtuvieron fallos judiciales a favor, el rechazo al estudio del impacto ambiental y la imputación de 15 funcionarios públicos involucrados en las autorizaciones para que se concrete la llegada de Monsanto a Malvinas Argentinas.

Monsanto apuntaba a invertir $ 1.600 millones para la construcción de la planta de semillas pero en agosto anunció que desistiría de la empresa. Las protestas, conflictos y obstáculos de los ambientalistas ejercieron una fuerte presión sobre el Gobierno provincial para que la empresa no obtenga la autorización.

“Para las organizaciones sociales que nos involucramos en la lucha es un triunfo total, teniendo en cuenta que es uno de los pocos casos en donde se lograron los objetivos planteados en el inicio, que era evitar que la multinacional Monsanto se instalara en Malvinas Argentinas, para evitar la contaminación ambiental que generan sus emprendimientos”, destacó Mazzalay.

Cabe recordar que el predio de 28 hectáreas que deja Monsanto fue adquirido por la empresa AMG Constructora, que levantará allí un complejo industrial para pequeñas y medianas empresas.

Tags