Publicidad Bajar al sitio
| Infocampo, noticias del campo

Autoridades sanitarias están perplejas ante el presunto contagio entre humanos de gripe aviar

Mientras los médicos vietnamitas analizan minuciosamente la posibilidad de que la gripe aviar se esté empezando a contagiar entre personas, la prensa china denunció que en ese país, durante los últimos 8 años, habrían utilizado para combatir la enfermedad un medicamento prohibido. Los especialistas analizan la relación entre este hecho y la falta de efectividad de la droga en los humanos, debido a una presunta resistencia al fármaco por parte del virus.

21.06.2005
Infocampo
Infocampo

Las autoridades sanitarias de Vietnam reiteraron hoy su preocupación ante los recientes casos humanos de gripe aviar, en los que aparentemente los enfermos no han tenido contacto con aves infectadas.

El origen de los contagios en al menos cinco casos de pacientes ingresados entre los días 6 y 13 de junio es desconocido, dijo el director de la sala de patologías contagiosas del Instituto de Enfermedades Tropicales del hospital Bach Mai, en Hanoi, Nguyen Hong Ha.

×

“Ninguno de estos pacientes ha tenido contacto con aves infectadas así que consideramos la posibilidad de una transmisión entre humanos. Sin embargo, aún tenemos que encontrar prueba de eso”, manifestó Ha.

Los cinco pacientes, todos positivos en las pruebas de detección del virus H5N1, causante de la enfermedad, se encuentran en estado estable y todos provienen de Hanoi o de las provincias vecinas de Ha Tay y Hai Duong, indicó.

Paralelamente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió hace una semana que una mutación del virus que permita el contagio entre humanos podría causar una epidemia global y millones de muertes.

“No podemos rechazar la posibilidad de contagio entre humanos, pero tampoco tenemos pruebas que apoyen esa posibilidad”, explicó Maria Cheng, portavoz de la OMS en Vietnam, que resaltó la importancia de realizar “investigaciones epidemiológicas para identificar el origen de las infecciones”.

Según Ha, el virus parece haber sufrido una mutación, aunque hacia una cepa menos mortal.

La enfermedad ha causado desde su aparición a finales de diciembre de 2003 la muerte de 54 personas en Camboya, Tailandia y Vietnam.

En China, la denuncia es muy grave

Por otra parte, la OMS se reunirá con las autoridades chinas para pedir explicaciones sobre el uso de un antiviral, prohibido en Occidente, en las granjas avícolas de ese país para evitar brotes de gripe aviar, informó la prensa independiente.

Según el diario “South China Morning Post”, el portavoz de la OMS, Dick Thompson, informó de las sospechas sobre el uso en las aves chinas de la amantadina, un inhibidor de la neuraminadasa, prohibido en muchos países europeos en el ganado, porque favorece el desarrollo de resistencia al fármaco por parte del virus.

“Preguntaremos al gobierno central sobre este asunto esta misma semana”, señaló Thompson, al referirse al uso de este fármaco. El medicamento era una de las soluciones para frenar la enfermedad entre los seres humanos, pero ahora resultó poco eficaz contra el virus.

La amantadina es uno de los dos antivirales usados para tratar la gripe humana. El fármaco alternativo, llamado oseltamivir, es mucho más caro como para plantear su aplicación masiva, agregaron.

En tanto, responsables de firmas farmacéuticas chinas declararon a la prensa internacional que el Ministerio de Agricultura instó a los granjeros avícolas a usar amantadina en las aves infectadas por la gripe aviar durante los últimos ocho años, en violación de las normativas internacionales.

De ser cierto, este uso explicaría la resistencia a la amantadina por parte del virus letal H5N1.

La semana pasada, China confirmó un brote de la llamada “gripe del pollo” en varias granjas avícolas de la región autónoma de Xinjiang (oeste de China), con 460 gansos muertos y más de 13.000 aves sacrificadas para controlar la expansión del virus.

El brote se produjo unas semanas después de que más de 1.000 aves migratorias murieran de gripe aviaria en la vecina provincia de Qinhai, el primer brote confirmado en China en el último año.

Hace dos semanas, la OMS pidió mayor transparencia en la información facilitada sobre este virus, altamente peligroso según la institución, después de que en 2003 las autoridades chinas ocultaran la extensión de la epidemia de neumonía atípica (SRAG) que acabó con la vida de casi 800 personas en todo el mundo.

Tags