Publicidad Cerrar X

Avícolas: las ventas no cubrieron los costos productivos

Las procesadoras no podían enviar pollos faenados a centros de consumo, razón por lo que las cámaras frigoríficas estaban repletas.

Las procesadoras no podían enviar pollos faenados a centros de consumo, razón por lo que las cámaras frigoríficas estaban repletas.
infocampo

La industria avícola, que procesa 2,1 millones de pollos por año, afrontó una paralización de actividades que generó grandes pérdidas. Se prevé que la facturación no alcance siquiera para cubrir en un 20% los costos de producción.

Se decidió sacrificar 1,3 M (un 13% del stock existente) de pollitos bebés por faltante de espacio y por la incertidumbre sobre alimentarlos o no, puesto que había que elegir entre darle de comer a pollos grandes o chicos.

La consecuencia de la suspensión de faena tiene relación con la falta de materias primas, que no pudo llegar a los centros productivos y hambreó a los animales.

Muchos productores coincidieron al afirmar que la producción avícola, al ser un proceso continuo, se encontró atascada, y que esto impactó directamente en el producto final.

En el marco de la logística, los camiones no podían transportar lo acumulado en las cámaras y se produjeron trabas. En este contexto, Fernando Chiaramello, de Ponedoras al Sur, en General Cabrera, advirtió : “Tenemos nueve camiones en la ruta y solamente tres pudieron llegar a destino”.

Las previsiones respecto de la materia prima tampoco eran muy optimistas, ya que, según Chiaramello, contaban con reservas para veinte días más.

Los problemas en la cadena de pago se llevaron un capítulo aparte en los inconvenientes del sector: “vuelven cheques, algunos hasta nos piden que no se los pasemos, esto nos desanima mucho”, detalló el empresario aInfocampo.

La paralización de faenas implicará una facturación equivalente apenas al 30% del mes anterior en la firma Ponedoras al Sur.

Criave, en Roque Pérez, no pudo operar desde el miércoles pasado y hasta el sábado, cuando recién comenzaron a realizar algunas tareas mínimas en la planta. El personal se acercaba hasta la planta sin saber si iba a trabajar.

Algunos sectores alertan sobre futuros riesgos sanitarios, debido a que pollos atrasados no tendrán cobertura de vacunas.

Los productores afirman que la situación era muy grave y estimaban que la industria se normalizará aproximadamente en 6 meses.

Seguí leyendo:

Temas relacionados: