Publicidad Cerrar X
| Infocampo, noticias del campo

CAME reclamó a los diputados que traten la Ley de Semillas “con un enfoque integral”

La entidad señaló que "existe un gran caudal de talento argentino que hoy permanece inactivo por falta de oportunidades".

09.11.2016
Infocampo
Infocampo

Las entidades agropecuarias nucleadas en Economías Regionales de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) solicitaron a los legisladores que, al momento de tratar los proyectos tendientes a reformar o actualizar la actual Ley de Semillas (Nº 20.247), “evalúen la situación del sector con un enfoque integral”.

“Si bien el tema de la propiedad intelectual del germoplasma y eventos biotecnológicos suele relacionarse mediáticamente con un conflicto promovido por una corporación global, existen en todas las zonas productivas argentinas pequeñas y medianas empresas cuyo esfuerzo debe ser retribuido a partir de la creación de un nuevo marco legal superador del vigente, que data de la década del ’70”, señaló la entidad.

“La falta de retribución en ese sentido no es gratuita. Un ejemplo de ello es que la mayor parte de las semillas de alfalfa empleadas en el mercado argentino son importadas, dado que no existen incentivos económicos suficientes para desarrollar una producción de gran escala en el país. Algo similar ocurre con muchos productos hortícolas”, sostuvo CAME por medio de un comunicado de prensa.

“En lo que respecta a cultivos extensivos –como soja o trigo– actualmente los desarrollos genéticos se emprenden con miras a abarcar grandes extensiones territoriales para poder amortizar la inversión (algo que no siempre se logra). Con una adecuada retribución, seguramente aparecerán muchos emprendedores que comenzarán a desarrollar genética adaptada a demandas ambientales específicas, lo que redundará en más trabajo, más producción y mayor prosperidad para las comunidades de base agropecuaria”, agregó.

“Compartimos el criterio de que el precio de la regalía de una semilla u órgano de propagación de un vegetal debe percibirse exclusivamente al momento al adquirir la misma, dado que otras metodologías, o incluso la posibilidad de considerarlas, pueden promover mecanismos distorsivos que perjudiquen al productor agropecuario, quien, en definitiva, es el que permite que la industria semillera y viverista prospere o se estanque”, afirmó CAME.

“Confiamos en que los legisladores que tienen en sus manos la responsabilidad de tratar el tema, lo harán sabiendo que, cuanto antes comiencen a trabajar al respecto, podrán poner en marcha lo más rápido posible un gran caudal de talento argentino que hoy permanece inactivo por falta de oportunidades”, concluye el comunicado.

Tags