Publicidad Cerrar X

Cuando la cincha no da para más

Las entidades recomiendan a los productores por ahora no pagar. No descartan tomar medidas de fuerza.

Las entidades recomiendan a los productores por ahora no pagar. No descartan tomar medidas de fuerza.
infocampo

Más de un centenar de productores reunidos en la sede de la Sociedad Rural de Villaguay resolvieron recomendar que no se efectivicen los pagos del impuesto inmobiliario rural “hasta que no terminen de reajustar las zonas que continúan con excesos en los montos asignados”, dijo a Infocampo el presidente de la entidad del departamento del centro provincial, Carlos Nogueira. Asimismo, el productor resaltó que “en esta zona los campos son mayormente gananderos, con pajonales y anegadizos y de bajo aprovechamiento”.

“No podemos estar bancando los problemas de caja del gobierno de la provincia, ya que existen otras alternativas para solucionarlos sin meter la mano en el bolsillo del productor una vez más, agregó. El presidente aseveró que “no es una cuestión sólo numérica sino de subsistencia porque Entre Ríos contribuyó con las retenciones en montos muy importantes, figura en el cuarto lugar como una de las provincias que más dinero aportaron. Respecto a las medidas que tomarán los productores, Nogueira dijo que “ésta es una lucha por estabilizar la situación de personas que quieren trabajar. Estamos, además, atravesando una campaña de cosecha gruesa donde no sobra el agua. Pedimos la declaración de emergencia agropecuaria y tampoco hay novedades aún. Hay un atraso en las decisiones de temas que aquejan al sector que más aporta a la economía provincial.

Desde el departamento La Paz, Oscar Noir, presidente de la Sociedad Rural local, destacó que no descartan la toma de medidas de fuerza, si el diálogo no prospera. “Aquí no terminaron de repartirse las boletas con los montos. Avizoramos que el 2005 será un año complicado para nuestro sector porque a las complicaciones climáticas para los cultivos, tenemos ahora que sumar este incremento en los impuestos a pagar. Incluso para los que ya pagaron por adelantado el año 2004”.

Verónica Puig – vpuig@infocampo.com

La mayor presión fiscal mundial

El sector agropecuario argentino es el que tiene mayor presión tributaria a nivel mundial, básicamente por los derechos de exportaciones, que atentan contra la inversión y contra los ingresos legítimos de los productores agropecuarios. Por estas imposiciones se restan ingresos al agro por más de 2.200 millones de dólares. Cifra que equivaldría a comprar más de 54 mil tractores, doble tracción y de potencia de 200 cvs. Esta cantidad equivale a 13 años de venta de tractores en el país. Pero no solamente los derechos de exportación generan una excesiva carga fiscal, hay que tener en cuenta el impuesto al cheque y los saldos a favor que generan las alícuotas diferenciales del IVA. Recordemos que el productor compra sus insumos al 21% y vende sus productos al 10,5%. A esta presión impositiva nacional deben sumarse los impuestos provinciales y las tasas municipales que a veces llegan a niveles confiscatorios de la potencial renta teniendo en cuenta que el productor enfrenta riesgos muy elevados como los climáticos y el de mercados. Para dar un ejemplo sobre el valor de 1 tonelada de soja, maíz, girasol o trigo, cerca del 40% de su precio es destinado a las arcas de los distintos Estados. Para consolidad un crecimiento sostenido en la Argentina basado sobre el desarrollo del sector más dinámico de la economía se debería comenzar con la eliminación progresiva de los impuestos distorsivos. Más aún si tenemos en cuenta el superávit fiscal que tenemos desde hace un tiempo .

Ernesto Ambrosetti

Jefe Estudios Económicos SRA

Un aumento injustificado

En Entre Ríos otros gremios estatales y comerciales están presionando para que se aumente la presión tributaria al campo. Todavía no se dieron cuenta que la época de bonanza de la soja pasó hace tiempo atrás. El productor entrerriano usó ese ingreso para reinvertir y pagar deudas. Ahora cuando estamos queriendo encausar las actividades, tenemos esta carga impositiva por pagar.

Ante la distribución realizada por la provincia y luego de la reunión con Guillermo Guastavino, conseguimos revertir parte de los errores porque había zonas agroecológicas en la provincia donde el aumento fue desproporcionado, básicamente en la costa del río Gualeguay, que son inundables y sobrecayeron incrementos de entre 180 y 200% sobre los que ya se registraban anteriormente en el gobierno de Sergio Montiel. La variación se dio, sólo que tiene la particularidad de que en esas zonas lo bajaron un poco, pero lo subieron en otras. Quedan puntos pendientes, como el retroactivo del 50% del año 2004 que se está cobrando y no tuvimos respuesta aún. La peor consecuencia es que si suben las valuaciones de los campos, impactan sobre los impuestos nacionales que se calculan sobre estos valores.

Estamos en total desacuerdo con esta medida. Creemos que no correspondía ningún aumento en el impuesto porque de acuerdo a los márgenes netos de la actividad, nos arroja que ya con 112% de aumento luego de la devaluación es más que suficiente.

Hernán Schweizer

Pte. de FARER

Seguí leyendo:

Temas relacionados: