Publicidad Bajar al sitio
| Infocampo, noticias del campo

Cultivos de servicios, riego y maíces de 18 toneladas: así es producir en la Patagonia

La Chacra Valles Irrigados, de Aapresid, en el Río Negro, explora los máximos rendimientos en todos los cultivos. Ahora, esperan los mismo con la soja.

13.04.2020
Maíz - Valle Irrigados - Río Negro
Infocampo
Infocampo

En la frontera agrícola sur del país, en la , un grupo de productores busca desarrollar la extensiva bajo riego en el valle de Río Negro. Después de conseguir resultados en trigo que alcanzan los 10.000 kilos de promedio, confirman que en , los rendimientos promedio pueden llegar a las 14 toneladas. Van por más y no se detienen. 

“Aquí, los rendimientos probablemente estén por arriba de las 14 toneladas/ha. Pero los picos que vemos en algunos puntos indican que podemos aspirar a potenciales de 18 toneladas por hectárea”, advierte la asesora Magalí Gutiérrez, gerente técnica del proyecto. 

×

La aptitud agrícola de la región tiene sus limitantes. De esta forma, la falta de precipitaciones y la alta demanda ambiental que implica grandes pérdidas por evapotranspiración que hacen del riego una herramienta indispensable. Los suelos tienen escaso desarrollo y tenor de materia orgánica.

Soja - Valle Irrigados - Río Negro

Asimismo Gutiérrez que, “cuando logramos ajustar la oferta de agua y nutrientes, el maíz es capaz de captar la elevada oferta de radiación y transformarla en grano, expresando su potencial aún a bajas densidades”.

Sin embargo, como contrapartida, las temperaturas medias y una oferta de radiación que supera la de las zonas más productivas del país, crean condiciones agroecológicas excepcionales para el desarrollo de los cultivos.

Más allá de los resultados que salen  de los lotes, ensayos con densidades de 50.000 plantas hectárea expresaron hasta 9 espigas de alta productividad en un metro lineal, es decir, 3 espigas por planta

En materia de nutrición, los cultivos de servicio, antecesores del cereal, son importantísimos por el aporte a la fertilización de los suelos. El maíz se siembra, entre el 15 y el 25 de octubre, ajustando el nitrógeno disponible a 300 kilos por hectárea. 

La incorporación de leguminosas, como soja (Ver Foto) y vicia, cumple un rol clave en estos sistemas ya que permiten rotaciones más sustentables ayudando a bajar los altos volúmenes de rastrojos que dejan los cereales. Además, estos cultivos son fuente de nitrógeno

En el caso de la soja, su incorporación es además una oportunidad de desarrollo para el territorio, ya que produce proteína vegetal que puede ser transformada localmente para generar valor agregado.

Con la soja, aun ajustando riego, nutrición y arreglo espacial, no se lograron superar los 4.000-4.500 kilos por hectárea. 

 

15.12.2020 | Por Infocampo

Malezas perennes y gramíneas anuales, un combo difícil de manejar

En un encuentro organizado por RAVIT, el especialista Luis Lanfranconi analizó la situación en Córdoba y alertó el impacto de la sequía y el peligro del carry over. En tanto, la Red se prepara para analizar a fondo el estrés de los cultivos y suma el aporte de la IA.

29.10.2020 | Por Infocampo

Trajeron lo mejor de la genética de maíz al país y, ahora, presentaron la última tecnología en soja

La marca Stine se instaló en Argentina en 2016 y apostaron al desarrollo de la mejor calidad de semilla. Por esos, sus materiales se destacan. Ya presentaron Enlist para el 2021.

09.11.2020 | Por Infocampo

Se inicia una semana inestable y con alerta de lluvias para algunas regiones del país

Hay actividad de lluvias sobre el norte de la provincia de Buenos Aires, Litoral y Santa Fe. También hay alertas por lluvias para el norte y centro sur del país.