Publicidad Cerrar X

Diputados: presentan un nuevo proyecto para eliminar retenciones

     La diputada del Pro, Gladys González, es una de las primeras en volver a la carga con la presentación de proyectos de ley sobre derechos de exportación en el año electoral 2013.

En su iniciativa la legisladora recupera para el Congreso la facultad de fijar las retenciones y lleva a cero por ciento (0%) las correspondientes a trigo, maíz, girasol, sorgo, cebada y colza, en tanto que fija en 25 por ciento la alícuota correspondiente a la soja.

A diferencia de otros antecedentes, como el proyecto de Elisa Carrió que implementaba la misma reducción y alícuota para la oleaginosa, la iniciativa de González incorpora un “régimen diferenciado” para pequeños productores equivalente a la segmentación que demandan entidades como la FAA.

De ese modo, la ley proyectada establece que los productores de menor escala (según defina la reglamentación) podrán imputar “como pago a cuenta del impuesto a las ganancias el 20% de los derechos de exportación que graven la venta de productos de origen agropecuario”.

La diputada macrista, remarca en los argumentos de su proyecto que si bien la Argentina es altamente competitiva en la producción de granos los derechos de exportación constituyen un “impuesto distorsivo que influye de manera negativa en los precios relativos”.

Ese impacto al que refiere González genera “tipos de cambio diferenciales que benefician a sectores más concentrados en detrimento de empresas pymes agropecuarias”, asegura la diputada.

La legisladora asegura que los derechos de exportación provocan “que las inversiones destinadas a la producción de esos cultivos se dirijan hacia otros sectores, desincentiva la producción, disminuye la entrada de divisas y se reduce el crecimiento económico del sector”.

En pocas palabras, González afirma: “Lejos de posicionarnos como líder a nivel mundial de proveedores de materias primas, las retenciones generan el efecto contrario”, curiosamente el efecto contrario sería el de dejar de ser proveedores de materias primas y pasar a ser proveedores mundiales de bienes manufacturados o con mayor valor agregado que es mayor trabajo.

La diputada del Pro lo ve de manera casi opuesta. “La eliminación de retenciones traerá como efecto positivo el aumento del empleo, tanto del sector productor de materias primas como de la cadena agroindustrial”, asegura.

“Mayores y mejores resultados obtenidos por el campo se traducirán en mayores niveles de inversión en maquinarias, equipamientos, herramientas y tecnología, que eleva los estándares de producción”, concluye González integrante de la Comisión de Agricultura y Ganadería.

Seguí leyendo:

Temas relacionados:

Notas relacionadas: