Publicidad Cerrar X

El ARN, otra solución biológica para que las plantas se defiendan sin depender de fitosanitarios

Las compañías Speed Agro y Apolo Biotech decidieron unirse para desarrollar nuevos productos contra enfermedades en cultivos, que tengan un menor impacto ambiental.

infocampo

Las firmas Speed Agro y Apolo Biotech trabajarán en conjunto para desarrollar productos que tratarán un grupo de enfermedades en cultivos, a partir de la combinación de tecnología ARN y coadyuvantes. 

Una de sus ventajas será la reducción del impacto ambiental, porque a partir del uso de sustancias inocuas para el medio ambiente, se podrá mejorar el rendimiento, la resistencia y la calidad de los cultivos.

En esta sociedad, Speed Agro aportará su know how en el segmento de coadyuvantes de formulación compuesta. Apolo Biotech, en tanto, sumará su desarrollo que utiliza ácido ribonucleico (ARN) para ayudar a las plantas a defenderse de patógenos y reducir la dependencia de los fitosanitarios. 

“Esta tecnología ayuda a los productores a mejorar la eficiencia y rentabilidad de los cultivos, así como a ofrecer soluciones amigables con el ambiente y la salud humana”, señalaron desde las empresas. 

En esta sociedad, Apolo Biotech brindará soluciones personalizadas, basadas en herramientas de ARN, mientras que SpeedAgro se encargará de la implementación y comercialización, asociada a productos específicos de coadyuvantes y aditivos.

LAS ENSEÑANZAS DEL COVID-19 

La firma Apolo Biotech capitalizó los avances en el uso de ARN -impulsados en la pandemia- para aplicar sus propios desarrollos al sistema agrícola. “Esto  permitirá a los productores ampliar sus mercados de exportación hacia destinos más exigentes”, señalaron.

Uno de sus principales éxitos fue el control del hongo Botrytis, una especie extendida a nivel global y que  provoca podredumbres en frutas y hortalizas, muchas veces en post cosecha.

“Se trata de una tecnología innovadora por ser altamente específica a la hora de atacar a un patógeno, sin alterar a los demás actores del agroecosistema, incluyendo al ser humano”, explicaron. 

Un dato a tener en cuenta es que la tecnología de ARN no modifica genéticamente ningún cultivo y tampoco es un subproducto bacteriano para tratar sanitariamente a los cultivos. Se aplican de forma exógena y no provoca ningún cambio a nivel genético en la planta tratada.  

La alianza colaborará estrechamente con agricultores, científicos y líderes de la industria. “SpeedAgro tiene toda su trayectoria en avanzar y desarrollar nuevos productos químicos específicos, con lo cual la intención futura será generar nuevas moléculas que se potencien con la aplicación de coadyuvantes y fitosanitarios que son parte de nuestro portfolio Speed Protection”, detalló Leonel Lequio, gerente de Marketing de la empresa.