Publicidad Cerrar X

El Gobierno lanzó la nueva canasta de productos y afirmó que “no es un congelamiento”

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, presentó el acuerdo tras un mes de negociaciones con fabricantes y supermercados; se aplicará a la Capital y el GBA.

Tras un mes de arduas negociaciones, el Gobierno presenta esta mañana la nueva canasta de productos con precios congelados, con la que aspira a hacer frente a la aceleración de la inflación, según publicó La Nación.

Con ese objetivo, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y el secretario de Comercio, Augusto Costa, dieron a conocer los alcances del acuerdo suscripto con los fabricantes y los grandes supermercados.

Durante la oficialización de la canasta, Capitanich apeló de nuevo al “control popular” y reiteró su pedido a los consumidores de “ayudar a generar las condiciones para poder cuidar entre todos el bolsillo de cada uno”.

Más tarde fue el turno de Costa, quien apenas hizo uso de la palabra insistió en la flexibilidad que rodea a la medida económica adoptada y aclaró, una vez más, que “no se trata de un congelamiento” sino de una “canasta muy representativa del consumo masivo de los argentinos”.

Por otro lado, hizo hincapié en que el acuerdo forma parte de un conjunto de medidas adoptadas por el Gobierno, pero no de la única, en materia económica. “Esta canasta no involucra a toda la política de precios. Es uno de los ejes a través de los cuales vamos a monitorear y seguir los distintos aspectos de la economía”, aseguró.

Además del monitoreo y control, Costa enfatizó que procurarán asegurar el abastecimiento de todos los productos incluidos en el convenio; uno de los puntos que suelen cuestionar los consumidores cuando registran faltantes en las góndolas.

“Es un objetivo fundamental porque si queremos brindar una canasta de referencia, entonces esos productos no tienen que ser virtuales sino estar en las góndolas”, reconoció luego de especificar que habrá 100 productos, de distinto tamaño y calidad de marca y 194 precios.

Sobre las revisiones periódicas que se realizarán en torno a lo acordado, reiteró la flexibilidad de la propuesta. “Admite revisiones periódicas en función de variaciones de costo justificadas por alteraciones en condiciones económicas objetivas. Aspiramos a ir actualizando los precios, no arbitrariamente como algunos formadores de precios, sino reflejando las variaciones objetivas de costos en la economía”, explicó el secretario de Comercio.
La primera etapa

En estos primeros meses del acuerdo, los participantes serán, según los detalles del anuncio dado a conocer por el Gobierno, diez cadenas de supermercado de alcance nacional y 65 empresas proveedoras. De todas formas, durante enero, intentarán acordar con otros distribuidores mayoristas, cadenas de supermercados regionales y otras asociaciones de supermercados, como los de origen asiático, entre otros.

Además, se recordó que el convenio será, por el momento, sólo aplicable en la Capital y el GBA y se hará efectiva a partir del lunes 6 de enero, aunque “muy rápidamente se irá ampliando para incorporar sucursales del interior del país de las cadenas nacionales”.

“Desde hoy y hasta el lunes los supermercados y proveedores harán todos los ajustes necesarios para que todos los productos estén en las góndolas perfectamente señalizados”, indicó Costa.

Seguí leyendo:

Temas relacionados:

Notas relacionadas: