Publicidad Cerrar X

El sudoeste chaqueño doblemente amenazado

La crisis por la falta de lluvias en la provincia de Chaco se acentuó en los últimos días y provocó graves inconvenientes tanto en la agricultura como en la ganadería, que se agravaron aún más por la aparición de mangas de langostas que avanzan desde Santiago del Estero.

La crisis por la falta de lluvias en la provincia de Chaco se acentuó en los últimos días y provocó graves inconvenientes tanto en la agricultura como en la ganadería, que se agravaron aún más por la aparición de mangas de langostas que avanzan desde Santiago del Estero.
infocampo

La crisis por la falta de lluvias en la provincia de Chaco se acentuó en los últimos días y provocó graves inconvenientes tanto en la agricultura como en la ganadería, que se agravaron aún más por la aparición de mangas de langostas que avanzan desde Santiago del Estero.

Ejemplares de la denomianda “langosta quebrachera”, de 6 a 10 centimetros de largo, se detectaron en Quimili, en Santiago del Estero, y avanzaban desde los montes hacia los cultivos, según testimonios de algunos viajeros y productores de la zona.

Los desmontes en esa región santiagueña y la sequía que padecen vastas extensiones, son los principales factores que impulsan el traslado de esa plaga hacia zonas con cultivos.

El gobierno provincial tomó contacto con la Secretaría de Agricultra de la Nación y con el SENASA, cuyos técnicos llegarán en los próximos días a la zona para definir una estrategia de control.

“No se puede atacar a la plaga en forma indiscriminada por peligro de provocar un desequilibro en la fauna autoctona”, explicó el delegado zonal del Ministerio de la Produccion del Chaco, Omar Gabino Loto.

Loto indicó que las langostas avanzan sobre una vasta superificie, de entre 5 y 8 kilometros de ancho y hasta 10 de largo, y recordó que tienen “un aparato masticador que les permite avanzar a gran velocidad y arrasar con todo lo que encuentran”.

Al referirse a la invasión de los campos chaqueños por esa plaga, el profesional lo atribuó a que “está seco el monte” y los insectos “se trasladan para huir del fuego y buscar alimentos”.

Loto pidió a los productores que tengan en cuenta “la gravedad de la situación” que puede provocar la presencia de las langostas e informen al INTA y a las delegaciones del Ministerio de la Producción cuando aparezcan los insectos en la zona

Seguí leyendo:

Temas relacionados: