Publicidad Bajar al sitio
| Infocampo, noticias del campo

Existe un “profundo disturbio” del suelo

"Sabemos de las desventajas de la agricultura tradicional en cuanto al medio ambiente", reconoció -casi con sonrojo- el presidente de la Federación Europea de Agricultura de Conservación, Gottlieb Basch, en el inicio de su disertación en el XIII Congreso de Aapresid.

11.08.2005
Infocampo
Infocampo

Pero a pesar de esta realidad, en el Viejo Continente la superficie sembrada con labranza conservacionista (y no se puede decir cero, porque hasta en directa algo de remoción de la tierra hacen) no supera 7 por ciento.

A sabiendas de este guarismo, el representante comunitario explicó que existe una serie de factores que obstaculizan la reversión de esta situación: “Tenemos un arraigo cultural con el arado de reja, tenemos heladas en contraestación que contrarrestan la compactación, también la política agraria común (PAC) tiene objetivos muy cambiantes, además de que nuestros productores tienen una baja presión económica, en comparación con los sudamericanos que viven presionados por los precios internacionales”, dijo Basch.

×

Además, en Europa “tenemos una falta de equipos de siembra específicos, pero el futuro prevé condiciones múltiples favorables para la agricultura de conservación”, aseguró.

Por este motivo, Basch se mostró esperanzado en que en la próxima definición de la PAC “se pague una base de subsidios por superficie y el resto dependa del trabajo en beneficio del medio ambiente que haga el productor”.

Pero advirtió que el poder político europeo debe dejar de sentir una amenaza en el “uso masivo de herbicidas, que pueda generar una dependencia de los insumos externos”.

Para concluir, Basch -en perfecto inglés, aunque su nacionalidad es portuguesa- enfatizó que “el nuevo mundo puede ayudar al viejo a superar sus problemas”.

Marianela Garbini | Enviada especial a Rosario

Tags