Publicidad Bajar al sitio
| Infocampo, noticias del campo

Frutícolas se preparan para la reunión con Etchevehere con el foco en el Libro Blanco

La Federación de Productores recuperó ayer el diálogo con el gobierno provincial. Este viernes los recibirá el ministro de Agroindustria.

09.01.2018
Solana Sommantico
Solana
Sommantico

En el día de ayer, se llevó a cabo la reunión entre la Federación de Productores y el gobierno provincial para rediscutir el Libro Blanco. Se trata de un plan de reconversión que se presentó el año pasado pero que no logró el aval sectorial ni el apoyo económico del Gobierno Nacional.

Esta reunión tuvo lugar en la Secretaría de Fruticultura, donde asistió el ministro de Producción de Río Negro, Alberto Diomedi, junto al secretario de Fruticultura, Carlos Banacloy y que contó además con la presencia de Defensora del Pueblo, Adriana Santagati.

×

El pedido es que el Estado Nacional acompañe la actividad con una compensación de 1,50 pesos por kilo de fruta, cifra que representa el costo de cosecha de la actual temporada.

En el inicio del diálogo, el presidente de la Federación, Sebastián Hernández, repasó los problemas que afectan a la actividad y dijo que, por la falta de políticas estatales para brindar una solución a lo estructural, hoy se vuelve a mirar hacia la coyuntural. “Tenemos un costo de cosecha por encima de 1,50 pesos para este año. La primera necesidad es que se acompañe al productor con una compensación de 1,50 por kilo de fruta para que no quede nada en la planta”, indicó.

“Luego – agregó el dirigente frutícola – hay puntos para seguir charlando como la reforma impositiva y los costos laborales. Lo primero que hay que tratar es de recuperar al productor para que pueda defender su fruta de una manera distinta. Desde agosto hay productores pidiéndole plata a las empresas porque no les alcanza, Más allá de la ayuda que se logró con el tema de la poda y lo sanitario, vendría bien otra ayuda”, dijo.

Diomedi, por otro lado, culpó a Hernández de no responderle los llamados telefónicos y puso en primer plano el rechazo de la Federación al que el gobierno provincial intentó impulsar para gestar cambios en la fruticultura. En medio de la discusión por los altos costos de la actividad y las presiones impositivas, el ministro de Producción reconoció que “acabamos de perder el mercado de Brasil y estamos perdiendo el mercado interno”.

“Les parece poco que el presidente Macri haya recibido al gobernador haciendo un planteo (por el Libro Blanco) y dijo que esto es lo más coherente que he recibido. Y después se dedicaron a defenestrarlo. Yo sigo sosteniendo que esta es la salida para salir adelante. Los convoco a que nos ayudemos mutuamente”, sostuvo.

Finalmente, se anunció el acuerdo de “una agenda de trabajo con el Gobierno Nacional”.