Publicidad Bajar al sitio
| Infocampo, noticias del campo

ISIS se adjudicó doce muertos tras los ataques en Irán

Los atentados se produjeron esta mañana en el Parlamento iraní y en el mausoleo del imán Ruholá Jomeiní en Teherán.

07.06.2017
Marina Friedlander
Marina
Friedlander

Periodista

Al menos doce personas murieron y 40 resultaron heridas en los ataques terroristas perpetrados este míercoles contra el iraní y el del imán Ruholá Jomeiní en Teherán, según los servicios de emergencia.

Las fuerzas de seguridad iraníes lograron tras casi cinco horas controlar la situación en los dos lugares blanco de ataques, cuya autoría fue asumida por el grupo terrorista Estado Islámico (EI).

En un hecho inédito, el Estado Islámico atentó en la República Islámica de , en dos ataques cometidos por “combatientes” del EI, según publicó hoy la agencia de noticias Amaq, habitual medio de difusión de la organización yihadista.

El primer ataque se produjo a las 10.30 hora local (3 de la madrugada en la Argentina), cuando cuatro hombres armados irrumpieron en el Parlamento, mataron a siete personas, entre ellas un guardia de seguridad, y tomaron de rehenes a varias más, según fuentes parlamentarias citadas por las agencias semioficiales ILNA y Tasnim.

Dos horas después de la toma de dicha sede, en pleno centro de Teherán, uno de los atacantes hizo estallar los explosivos que llevaba, según informó la televisión estatal iraní.

Las puertas del Parlamento han sido cerradas y no se permite la salida ni a los diputados ni a los periodistas allí congregados, lo que ha aumentado la confusión en torno a lo acontecido y a cuál es la situación ahora.

La agencia de noticia EFE, indicó que la parlamentaria Tayebé Siavoshí declaró que la situación es muy confusa y delicada, negando informaciones preliminares de que todo estaba bajo control.

Según la agencia semioficial ISNA, uno de los atacantes a la sede parlamentaria fue detenido.

Poco después, se produjo otro ataque en el emblemático mausoleo del imán Ruholá Jomeiní, fundador de la República Islámica de Irán en 1979, en el que uno de los empleados del lugar falleció y cuatro peregrinos resultaron heridos, según consignó Tasnim.

Dos de los agresores, uno de ellos una mujer, fueron detenidos por las fuerzas de seguridad, mientras que otros dos se inmolaron durante el ataque.