Publicidad Bajar al sitio
| Infocampo, noticias del campo

La optimización a campo del tractor

Retomando el tema tratado la semana pasada nos centraremos hoy en cada uno de los aspectos técnicos para hacer rendir más nuestro tractor y provocar el mínimo deterioro en el suelo

03.09.2005
Infocampo
Infocampo

Con respecto a los neumáticos, el tipo de construcción de las cubiertas tiene incidencia sobre el patinamiento de los equipos. Los de construcción radial al tener mayores superficies de apoyo sobre terrenos duros permiten reducir el lastrado del tractor así como la presión de inflado, contribuyendo a una reducción en los niveles de compactación.

El tamaño y disposición de cubiertas también tiene influencia ya que la dotación con cubiertas de mayor tamaño o duales tiene como efecto el incremento de la superficie de apoyo y por ende una reducción de los niveles de patinamiento a igualdad de kg/cm2 de suelo. Otro aspecto que no se deberá olvidar es vigilar el desgaste de los tacos de las cubiertas ya que un desgaste excesivo producirá altos niveles de patinamiento que obligarán a trabajar con mayores niveles de lastrado.

×

Por otra parte, indudablemente la incorporación de los diseños de tracción delantera asistida, doble tracción y orugas permite una mejora en la transferencia de la potencia por un aumento de la superficie activa con el suelo. De esta manera para lograr valores equivalentes de eficiencia estos diseños requieren menores niveles de lastrado.

Siempre deberá tenerse en cuenta la relación entre el tractor y el equipo con el cual se pretende trabajar. Un equipo demasiado grande para el tractor conformará un conjunto ineficiente que en forma independiente del nivel de lastre trabajará con altos niveles de patinamiento, consumo de gasoil por hectárea y deterioro del recurso suelo que debemos preservar.

También será muy importante contar con elementos que faciliten la manipulación de los lastres metálicos asi como el llenado con agua de neumáticos. Un sistema rápido y seguro será la única garantía de que el tractor pueda ser adaptado a cada tipo de tarea y no trabaje siempre con su lastre máximo.

Lastre adicional. La relación peso potencia establece, comparativamente con los diferentes niveles de lastrado, que puede proveerse el tractor un valor indicador expresado en kg/CV.

Será importante que se puedan lograr valores de 30 a 60 kg/CV abarcando de esta manera condiciones de tareas livianas a alta velocidad hasta tareas muy pesadas a baja velocidad. La distribución del lastre de un tractor dependerá de su diseño. Los de tracción simple deben conservar un mínimo de peso sobre el eje delantero para asegurar la dirección y estabilidad del equipo. Como se ve en el cuadro el mayor porcentaje recae en el eje trasero único responsable de impulsar la máquina.

Los tractores con diseño de tracción delantera asistida requieren de un mayor peso sobre el eje delantero de manera que éste pueda efectivamente contribuir a la tracción total del equipo. Es así que una distribución típica reserva un 40 % del peso estático al eje delantero.

En los equipos de doble tracción, que se caracterizan por poseer ruedas de igual tamaño en ambos ejes y por lo general son articulados, la distribución de peso se invierte. Estos grandes tractores ejercen enormes fuerzas de tiro y por lo tanto al realizarlas se produce una gran transferencia de peso del eje delantero al trasero. Para compensar esa transferencia la distribución de peso se invierte y el mayor peso recae en el eje delantero. Los diseñadores buscan de este modo que al trabajar el peso dinámico se distribuya en forma equivalente entre ambos ejes.

Como recomendación final podemos decir que se deberá reducir el nivel de lastre en suelos blandos o húmedos y se incrementarán en suelos duros y secos en función del patinamiento con el cual se esté trabajando.

Lastrado y presión de inflado

Un factor que no debe descuidarse es la adecuación de las presiones de inflado de los neumáticos en función del peso que deben soportar. Las fábricas proveen de tablas que relacionan el peso que soporta cada rueda con la presión de inflado ideal. El respeto de estas recomendaciones se hace muy importante en los nemáticos radiales ya que el empleo de presiones excesivas les hace perder sus propiedades diferenciales y aumenta el patinamiento y el desgaste.

En el cálculo del peso que soportará cada rueda se incluirá el peso estático así como la adición de peso que provoca el implemento con el cual se está operando. La tendencia moderna se orienta a trabajar con las presiones mínimas recomendadas para el peso calculado.

Este último parámetro les servirá como indicador del adecuado lastre del tractor para las tareas que se estén desarrollando y se buscará que el mismo se encuentre dentro de los límites generales establecidos para cada diseño de tractor.

Jorge Hilbert

Especial para Infocampo

Tags