Publicidad Cerrar X

Lanzan línea de créditos para el desarrollo de la producción de papa

Así lo anunció el presidente del Banco de la Provincia de Buenos Aires, Juan Curutchet, en la 40º Fiesta Provincial de la Papa en la localidad de Otamendi.

infocampo

El presidente del Banco de la Provincia de Buenos Aires (Bapro), Juan Curutchet, anunció la puesta en marcha de una línea de créditos específica para la actividad papera del distrito, en el marco de 40º Fiesta Provincial de la Papa en la localidad de Otamendi.

Curutchet afirmó que le costaba creer que se anunciara por primera vez la puesta en marcha de una línea específica para la actividad” y remarcó que “la asistencia a los sectores productivos marca la diferencia entre ser solo una entidad financiera para determinados servicios a la comunidad o convertirse en un verdadero centro generador de negocios para un sector pujante como es en este caso el papero”.

Acordada con respaldo del Ministerio de Agroindustria provincial, la línea financia el rubro papa campaña con un subsidio de 3% de la tasa y ya se puede tramitar para que se desembolse a partir del 1 de septiembre.

Por su parte, el director de Agricultura bonaerense, Eduardo Soto, afirmó que la producción de papa tiene problemas estructurales, ya que vende el producto sin diferenciar, con poco valor agregado en origen y basada principalmente en una sola variedad, que es la spunta.

“En nuestro país falta desarrollo de la actividad, se consumen 50 kilos por habitantes por año, cuando en otros países productores el consumo es mucho mayor”, afirmó Soto

Para Soto, la producción se desenvuelve en un círculo vicioso, la demanda no tiene la capacidad de pagar diferenciación y la oferta no la ofrece por falta de rentabilidad.

“En la Mesa Papera Bonaerense nos planteamos la necesidad de trabajar en un programa de promoción del consumo de hortalizas, en el que está incluida la papa, y coincidimos todos en que hay que permitir un traccionamiento desde la demanda que apunte a lograr variedades más acordes con las necesidades de la industria y el mercado interno”, explicó.

El funcionario remarcó que hay celebrar el crecimiento de la industria, porque cualquier programa de desarrollo en la cadena de la papa en momentos de bajo consumo, puede generar sobreproducción y menores precios.

Soto remarcó que la inversión es muy importante para mejorar la competitividad y en ese marco destacó el apoyo del Banco de la Provincia de Buenos Aires.

Además de Curutchet y Soto, asistieron el subsecretario de Agricultura de la provincia de Buenos Aires, Miguel Tezanos Pinto; el gerente de la Banca Agropecuaria de la entidad financiera, Rubén González Ocantos; el vicepresidente del Mercado Central, Marcelo Espinosa; el presidente de la Federación Nacional de Productores de Papas (FENAPP), Carlos Fernández; y el vicepresidente de la FENAPP y representante de Coninagro, Mario Raiteri.

Durante su presentación, Tezanos Pinto remarcó que son un ministerio integrador y articulador al servicio de los productores, que trabaja muy fuerte con los organismos nacionales y provinciales y con las autoridades del Banco Provincia.

“Entre otras cuestiones articulamos acciones para que los pequeños productores que quieren comercializar sus productos lo puedan hacer, como lo hemos rubricado esta semana, con la participación en el comercio en el Mercado Central de Buenos Aires de grupo hortícolas de la provincia a través de un convenio que les permite acceder a un puesto de ventas de hortalizas en el Pabellón 2 del centro concentrador”, explicó.

A su tiempo, Espinosa resaltó el trabajo que se viene realizando para volver a poner en valor las instalaciones del mercado que se encuentran en un deterioro muy marcado, producto de la falta de política hacia la actividad acontecida en los últimos años en la Argentina.

En el cierre, Fernández agradeció a las autoridades del Banco Provincia la atención prestada a las inquietudes del sector productivo, que dijo “es muy dinámico y que en más de una ocasión necesita financiarse por cuestiones climáticas que afectan a la actividad o por bajos precios que no permitan contar con una rentabilidad que asegure el inicio de la campaña venidera”.

Según un relevamiento satelital de la FENAPP en el sudeste de la provincia, para la campaña 2016/2017 marcó una disminución de 1.000 has. respecto de la temporada anterior.

La superficie sembrada con papa en el sudeste de la provincia de Buenos Aires mostró esa leve reducción de acuerdo con el relevamiento efectivizado en base a imágenes satelitales y cámaras aerotransportadas.