| InfocampoTV

Menos para Brasil, más para la Argentina

Según un informe de Granos del Paraná S.A., se estima que casi la totalidad de las entre 3 y 3,5 M de t de soja brasileña reservada para China quedarían demoradas, abriéndose una posibilidad de colocación desde los EE.UU. y la Argentina

Print Friendly, PDF & Email
21.07.2004 | Por Infocampo
Infocampo

China impuso el 14 de junio, una veda para las importaciones de soja brasileña luego de detectarse el químico carboxin en los cargamentos.

Según un informe de Granos del Paraná S.A., se estima que casi la totalidad de las entre 3 y 3,5 M de t de soja brasileña reservada para China quedarían demoradas, abriéndose una posibilidad de colocación desde los EE.UU. y la Argentina, países que con Brasil abastecen el 92% de las exportaciones mundiales.

En el caso de Norteamérica, se registró en las últimas semanas una mayor exportación de granos de soja que la prevista, situación que se puede relacionar con los desplazamientos esperados de la demanda china. Según los reportes oficiales, las ventas semanales de soja estadounidense al exterior mostraban un volumen de 103.700 toneladas, una cifra superior a las previsiones de los analistas.

Se debe tener en cuenta que el incremento de las exportaciones de los EE.UU. de soja, por lo menos hasta que comience la nueva cosecha, son muy limitadas, considerando que el período mayo-julio es usualmente de baja oferta estacional y que en la temporada 2003/04 esa estacionalidad es más ajustada debido a la pobre cosecha.

El volumen comprometido de soja 2003/04 en el país del norte asciende a 24,1 M de t, sobre un total 24,5 M, estimado de saldo exportable. Esto indica que las posibilidades de colocación adicional desde los EE.UU. no deberían exceder las 400 mil t, si no quieren ajustar aún más la industrialización interna.

En la Argentina, las posibilidades son mayores, ya que recién finaliza la cosecha y del saldo exportable estimado en 7 M de t, el volumen aún sin comprometer se acerca a los 2 M de t y sin embarcar se eleva a 3,5 M de toneladas.

El saldo exportable puede aumentar en desmedro del remanente para industrializar internamente, generando una mayor competencia interna entre exportación e industria. Esta mayor competitividad de la oferta argentina favorece claramente la colocación de soja en China, situación que dependerá de la demanda de los orientales y puede afianzar un aumento relativo de nuestro valor FOB.

Tags