Publicidad Cerrar X

Productores de vino reclaman ayuda del Gobierno por la suba de costos

Advierten que el precio que reciben por litro no compesa los aumentos de los insumos que estiman en hasta 35%. Aseguran que la situación les hace perder competitividad.

Los productores vitivinícolas reclaman al Estado mayores reintegros y devolución de impuestos para compensar la escasa rentabilidad del negocio, afectado porque los aumentos de los costos son mucho más fuertes que los del precio por litro de vino obtenido.

Según un comunicado de la Asociación de Cooperativas Vitivinícolas Argentinas (Acovi), que hoy publica el diario El Cronista, el aumento del valor del vino no alcanza para hacer frente a la mayor suba de los insumos, lo que lleva a una fuerte pérdida de competitividad, que afecta a los productores.

Por ese motivo, reclaman al Estado “mayores reintegros y la devolución de impuestos a un 15%”, ya que sus costos aumentan del 30% al 35%, en tanto que el dólar solo se incrementa un 12%, por lo que necesitan “un tipo de cambio diferencial”. Proponen, además, la amortización de los costos logísticos. Así, esperan aliviar su “preocupante situación”, ya que el alza de los costos por encima del precio del vino básico les hizo quedar, aseguran, casi sin rentabilidad.

Según las conclusiones de la asamblea de la entidad, realizada el mes pasado, el precio del vino blanco se mantuvo relativamente estable entre 2004 y 2008, en torno a $ 0,56 por litro. El año siguiente, en 2009, se advirtió un cambio en la tendencia, con un alza creciente que continúa. Hoy, el precio del litro de vino blanco supera los $ 2.

En tanto, el valor del vino tinto tuvo un desempeño similar, aunque creció más en 2009. Esto llevó a ampliar la brecha entre el precio de ambos desde ese año, informó Sitio Andino. Pero en 2012, la brecha comenzó a achicarse.

Entre marzo del año pasado y de 2013, la diferencia entre tinto y blanco se redujo de $ 0,82 a $ 0,75, evidenciando un alza del poder adquisitivo del elaborador del vino blanco frente al de vino tinto.

El estudio también comparó con otros sectores productivos: el poder adquisitivo del productor de vino blanco creció entre 1997 y 2013 con respecto al productor de leche y de carne (novillo kilo vivo, Mercado de Liniers). Según el informe ‘Gestión de Costos Vitícolas: Escenarios 2013’, en 1997 se necesitaban 2,5 litros de vino blanco a cambio de 1 litro de leche (mayorista, sin IVA) y, en 2013, 1,1 litro. Para un kilo vivo de novillo, en 1997 se requerían 4,8 litros de vino blanco, frente a 4,6 litros actuales. En tanto, el poder adquisitivo de un día de salario viña (sin antigüedad), se mantuvo estable de 2005 a 2013, en 58 litros diarios, aseguraron.

Pero, pese a todo, el vino blanco perdió terreno frente a varios insumos. En 1997, para comprar un litro de combustible, eran necesarios 2,2 litros de vino, y hoy se requieren 3,2 litros.

El estudio advierte que, pese al fuerte aumento en términos nominales del precio del vino blanco pagado por Fecovita (Federación de Cooperativas Vitivinícolas Argentinas, integrada por 31 cooperativas con más de 5.000 productores), que entre 2005 y 2013 fue de 300%, y el transado en los contratos registrados en la Bolsa de Comercio, de 290%, no alcanza a cubrir el alza de varios costos del sector.

Sobre los insumos, Acovi dijo que, con lo que recibe el productor por un litro de vino blanco, se pueden comprar 65 gr. de sulfato de cobre; 810 gr. de fosfato diamónico, 1kg de urea o 1kg de cloruro de potasio.

Seguí leyendo:

Temas relacionados:

Notas relacionadas: