Publicidad Cerrar X

Productores temen por una posible disminución del Fondo Tabacalero

Las provincias productoras pidieron a Economía de Nación que se mantenga en 7% el Impuesto Adicional de Emergencia del cigarrillo.

Tabacaleros temen que desde el Gobierno Nacional no se prorrogue la tasa del 7% del Impuesto Adicional de Emergencia del cigarrillo, lo que puede ocasionar una drástica reducción del Fondo Especial del Tabaco (FET), advirtieron a El Territorio.

Dicho impuesto se mantiene en el 7% desde el 2000 por medio de un decreto pero ante los anuncios oficiales sobre la suba de impuestos, la Federación de Productores de Tabaco (FAPT) solicitó al Gobierno nacional que mantenga la alícuota de dicho tributo en 7%, “para llevar alivio y previsibilidad al sector”.

Un incremento de esta significaría un serio perjuicio para la producción del tabaco en Argentina, al generar una disminución en los ingresos del Fondo Especial del Tabaco (FET). Según refiere la misiva dirigida al Ministerio de Economía, el FET significa “una ayuda invalorable para todas las provincias productoras de tabaco (Misiones, Corrientes, Chaco, Tucumán, Catamarca, Salta y Jujuy) por cuanto es una actividad que, si bien tiene particularidades e idiosincrasia diferentes en cada una, tiene una importancia superlativa tanto en la generación económica social como en la constitución del producto bruto geográfico de las Provincias Productoras.”

Así, mediante la nota formal dirigida al ministro de Economía de la Nación, Axel Kicillof, la FAPT solicitó su intermediación para mantener el impuesto al 7%, tal como sucede todos los años.

Se destacó que un incremento de dicho impuesto significaría un serio perjuicio para la producción del tabaco en Argentina, al generar una disminución en los ingresos del FET.

En la misma línea Pedro Pascuttini, presidente de la Cámara de Tabaco de Jujuy, sostuvo que “los productores de las provincias tabacaleras estamos atentos y a la expectativa para que el Gobierno nacional firme el decreto que permite mantener el impuesto al 7%, tal como viene haciendo desde el año 2000”.

Y agregó que “los productores argentinos de tabaco consideramos esto fundamental, ya que el simple hecho de no mantener esta alícuota puede significar graves problemas para las economías regionales que producen tabaco.”

Vale destacar que la producción de tabaco es parte de la economía de subsistencia en provincias como Salta, Jujuy y Misiones, por lo que de verse afectado este, las consecuencias irían desde una merma en la plantilla de trabajadores, dificultades para el pago de salarios en tiempo y forma, menor desarrollo productivo, como así también una notable disminución en la actividad económica general de estas provincias.

El Impuesto Adicional de Emergencia se creó en el año 1996 bajo la Ley 24.625, para financiar programas sociales. Anualmente, el Poder Ejecutivo nacional decreta manteniendo la alícuota al 7%.

Seguí leyendo:

Temas relacionados:

Notas relacionadas: