Publicidad Cerrar X

Recibidores de granos profundizan la lucha y harán medidas de fuerza en todo el país

Desde el gremio lamentaron las “fatídicas negociaciones” con los acopiadores y las cooperativas, porque consideraron un “menosprecio” las ofertas salariales.

infocampo

Lejos de acercarse a una solución, sigue escalando el renovado conflicto que enfrentó en los últimos días a la Unión de Recibidores de Granos y Anexos de la República Argentina (Urgara) con la Federación de Acopiadores y la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro).

El Consejo Consultivo de Urgara emitió un comunicado en el que manifestó “su más irrestricto apoyo” a la decisión del Consejo Directivo Nacional de “iniciar medidas de fuerza en todo el país”, tras las “fatídicas negociaciones” con los acopios y las cooperativas.

“Es una burla y menosprecio, por parte de dichas entidades, los paupérrimos ofrecimientos realizados, dejando deprimidos los ingresos de los trabajadores y muy lejos de un reajuste que por lo menos equipare a estos con la depreciación de nuestra moneda, que se transforma en una inflación permanente desde hace mucho rato”, indicaron desde Urgara.

Para el gremio, la mala cosecha no es excusa, porque “se olvidan de todos los años de ganancias acumuladas y principalmente, que no somos los trabajadores los que debemos pagar el costo de una situación que nos es ajena, haciéndonos sufrir con el sustento a nuestras familias”.

https://twitter.com/urgaracom/status/1642872764854935553?s=20

“Ellos podrán estar ganando menos que otros años, pero siguen con sus ganancias, en el caso de los trabajadores lo que provoca es un camino hacia la pobreza, menor alimentación, capacitación, mínima vestimenta, vivienda y demás cosas necesarias para el normal desarrollo de los hijos y familia”, apuntó Urgara.

Y continuó: “Es por eso que, no solo apoyamos la decisión tomada, sino que instamos a todos, sean dirigentes de Seccionales, Delegaciones Regionales, Delegados Internos de empresa que busquen la colaboración de los trabajadores, afiliados o no, para este proceso que redundara en beneficio de sus ingresos, por más que la lucha sea larga, pues más largo aun serían las consecuencias de humillarse ante el capricho de sus empleadores, quitándoles directamente, gran parte de su medio de vida”.