Publicidad Cerrar X

Siguen los festejos por el Mundial: ya asoman las primeras caras de Messi en los campos argentinos

Ya hay tres lotes de maíz sembrados con una prescripción que permite “dibujar” el rostro del astro argentino. Cómo se logra esto y qué costo extra tiene para un productor.

El Messi dibujado en maíz ya puede verse desde el aire en algunos campos. (Gentileza Carlos Faricelli)
Avatar
Por Favio
Re

Uno está en Ucacha, el otro en Alejo Ledesma y “el Messi más grande del mundo” en Pegasano: son tres localidades del sur cordobés, la zona en que trabaja el ingeniero agrónomo experto en agricultura digital, Carlos “Charly” Faricelli, quien creó una prescripción de siembra para poder “dibujar” la cara de Messi en los campos.

En los últimos días, Faricelli compartió imágenes de los primeros lotes de maíz en los que ya se puede ver desde el aire la cara del astro futbolístico que levantó la Copa del Mundo hace dos semanas, gracias a la utilización de mayores densidad de siembra en aquellas zonas donde se pretende simular un color más oscuro (por ejemplo, el cabello de Messi).

Según relató Faricelli a Infocampo, en Ucacha y Alejo Ledesma el rostro del mejor jugador de fútbol del mundo ocupa unas seis hectáreas, pero en Pegasano son 50. Vale recordar que una hectárea equivale a unas 50 manzanas urbanas; es decir, que ese Messi es más grande que muchos de los pequeños pueblos del sur cordobés que lo rodean.


“Los que se están empezando a ver son aquellos que se sembraron en lotes con buenas condiciones. Y es algo que nos sirve para la discusión agronómica: a través del manejo, en este caso con herramientas agtech y agricultura de precisión, el cultivo hace lo que vos le pedís”, subrayó Faricelli.

¿CÓMO SE LOGRA UN MESSI EN LOS CULTIVOS?

Según Faricelli, antes de que Argentina ganara el campeonato en Qatar, había repartido 18 prescripciones de siembra con la cara de Messi. Luego del triunfo ante Francia, llegaron varios pedidos más, sobre todo de zonas como Chaco, donde las siembras de maíz son bien tardías.

Para lograr que Messi finalmente aflore desde la tierra, Faricelli recomienda como primera medida hacerlo en lotes de maíz, porque es un cultivo más sensible al manejo.

Luego, la clave para el dibujo es la densidad de semillas: “Cuando uno pone una planta más cerca de la otra, logra un verdor más fuerte”, explica.

De allí que en los lotes en los que se dibuja a Messi, se utilizan densidades de 100.000 semillas por hectárea, 20.000 más que en un lote “común”.

Como corolario, para asegurarse un buen resultado, es una buena estrategia acompañar con mayores dosis de urea.

Lógicamente, todo esto implica también un mayor costo de inversión: “En el lote de Messi capaz uno invierte 200 dólares por hectárea, y afuera 150, pero es por el placer de lograr este homenaje. Para mi la frutilla del postre sería empezar a ver gente que pase en un avión por el aire, no sepa de estas historias ni del agro, saque una foto y diga: ‘Miren, tienen la cara de Messi en los campos’”.