Publicidad Cerrar X
| Infocampo, noticias del campo

Trabajan para producir alimentos saludables desde la agricultura familiar

En el marco de la REAF, representantes del Mercosur debatieron sobre inocuidad en la producción del sector.

06.10.2016
Infocampo
Infocampo

El secretario de Agricultura Familiar del Ministerio de Agroindustria, Oscar Alloatti, junto al presidente del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA), Jorge Dillon, encabezaron el Seminario Regional Sanidad e inocuidad de las producciones y alimentos en el marco de la Reunión Especializada de la Agricultura Familiar (REAF).

Del encuentro, que es apoyado por la FAO e IICA participaron organizaciones referentes de países del Mercosur, con el objetivo de debatir una serie de políticas públicas en temas sanitarios y de inocuidad de las producciones de la agricultura familiar.

“Todos los países que están adheridos a la REAF están presentes acá. La propuesta es encontrar un protocolo de funcionamiento para que los productos que surjan de la agricultura familiar tengan la posibilidad de adecuarse a ellos, y que sea accesible hacerlo”, dijo Alloatti, tras participar de la apertura junto a la secretaria del Consejo Agropecuario del Sur (CAS), Alejandra Sarquís; el representante del Instituto Interamericano de Cooperación Agrícola (IICA), Gino Buzzetti; el secretario técnico de la REAF Mercosur, Lautaro Viscay; y de la Confederación de Productores Familiares del Mercosur (COPROFAM), Fernando López.

Por su parte, Dillon indicó: “Es una reunión clave porque se analiza de qué manera estamos llevando a cabo todo lo que tiene que ver con salud animal, protección vegetal, inocuidad de productos alimenticios. En el caso de Argentina, partimos de que la sanidad animal y la protección vegetal de tal inocuidad son aspectos declarados de interés nacional”.

La subsecretaria de Alimentos y Bebidas, Mercedes Nimo, participó de uno de los paneles y aseguró que “es una responsabilidad para las autoridades sanitarias generar normas que sean aplicables al sector a fin de que los pequeños productores puedan incorporarse de lleno al circuito productivo y comercial”. Al respecto, anunció que están readecuando un artículo para que se pueda incorporar la Agricultura Familiar al Código Alimentario Argentino (CAA).

En tanto, el subsecretario de Ejecución de Programas para la Agricultura Familiar, Patricio Quinos, señaló que “poner en agenda pública la cuestión de la inocuidad empieza a visibilizar al sector como actor importante de la seguridad alimentaria y nutricional, esto es estratégico para la Nación”.

Duratne eel seminario se desarrolló una conferencia a cargo de Marisa Caipo, oficial en Inocuidad y Calidad Alimentaria de la FAO, y Fátima Almada, líder del Proyecto Insignia de Agricultura Familiar de IICA, quienes valorizaron la importancia de la agricultura familiar, su diversidad y especificidades como categoría social; y al mismo tiempo, cómo la inocuidad sanitaria es trabajada desde el interior de las unidades familiares y cómo desde las instituciones públicas se puede acompañar este trabajo.

Asimismo, se debatió sobre la comercialización de los productos en mercados y ferias, los desafíos en la habilitación, la implementación de sellos y las compras públicas, las normas sanitarias de inocuidad alimenticia.

La cuestión sanitaria
El SENASA lleva adelante un trabajo interinstitucional junto con las organizaciones de la AFCI. Como parte del mismo fue creada la Coordinación de Agricultura Familiar y junto con la Comisión de Agricultura Familiar (SENAF) se logró avanzar, entre otros ítems, en la formulación participativa del diagnóstico de situación sanitario y de inocuidad de los alimentos producidas por el sector, el desarrollo de nuevas normas específicas, la implementación de programas y proyectos regionales y por tipo de producción.

Por su parte, la Ley 27.118/2015 de Reparación Histórica de la de la Agricultura Familiar para la Construcción de una Nueva Ruralidad en Argentina, en su Artículo 32 establece que en lo que respecta a la sanidad agropecuaria, el Ministerio de Agroindustria instrumentará planes, programas y proyectos para fortalecer la capacidad de cumplimiento de la legislación sanitaria nacional vigente; y las normativas bromatológicas que se exijan en cada territorio.

A partir de estos antecedentes, a través de su Secretaría de Agricultura Familiar, aborda la cuestión sanitaria como una de las dimensiones que hacen a la integralidad del enfoque de políticas públicas que buscan mejorar tanto la producción como la comercialización de producción y alimentos de la AFCI, articulando esfuerzos con las áreas de gobiernos especializadas en el tema.

Al seminario asistieron representantes de las áreas de servicios públicos de sanidad animal y vegetal, salud pública y control de la inocuidad de los alimentos; técnicos y profesionales a cargo del diseño e implementación de políticas públicas para la AFCI de los 8 países miembros del Mercosur ampliado, Venezuela, Paraguay, Bolivia, Chile, Uruguay, Ecuador, Brasil y Argentina.

Además, participaron referentes de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO); del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA); del Instituto Nacional de Alimentos (INAL/ANMAT); entre otros organismos nacionales e internacionales.

Tags