Publicidad Cerrar X

Trigo: menos rinde en el sudeste bonaerense

Los rindes fueron inferiores en un 50% y en otros lotes de hasta un 90%. La calidad del grano en algunos partidos fue buena y en otros descendió. Además la sequía actual complica el desarrollo de la campaña de la gruesa.

Los rindes fueron inferiores en un 50% y en otros lotes de hasta un 90%. La calidad del grano en algunos partidos fue buena y en otros descendió. Además la sequía actual complica el desarrollo de la campaña de la gruesa.
infocampo

A días de finalizar la cosecha de trigo, con rindes de 3.000 a 4.000 kilos por hectárea en Entre Ríos, Santa Fe, Córdoba, en el sudeste bonaerense, mayor región triguera del país con 1,15 M/ha, la situación es compleja.

Infocampo consultó con acopiadores de la zona para relevar cuál fue el grado de afectación del cereal tras la helada del 15 de noviembre y la sequía, que en estos momentos, está perjudicando el desarrollo de la gruesa.

En diálogo con Luis Di Rocco, gerente del Centro de Acopiadores de Cereales de Tres Arroyos, explicó que la helada afectó a un gran porcentaje del cultivo. “Estimamos que faltaron entre 1.000 a 1.200 kilos por hectárea en esta cosecha, es decir que nos están faltando 200.000 toneladas de producción de trigo en nuestro partido.” Respecto a la calidad, explicó que es muy buena, con altos valores de proteína y una merma en el peso hectolítrico. Nicolás Mena, del Centro de Acopiadores de Cereales Zona Puerto Quequén, indicó un panorama similar, además destacó que los rendimientos fueron inferiores a los programados y mucho menor a la cosecha pasada, con una merma en la calidad.

Desde el Centro de Acopiadores de Daireaux indicaron que la calidad es bastante buena, lo que sucede es que la expectativa era cosechar un 20% más, pero por las heladas hubieron pérdidas y no alcanzarán ese porcentaje.

Lobería, una de las zonas más afectadas por las inclemencias climáticas, registra rindes de entre 1.000 y 3.000 kilos menos. “Los rindes usuales en la zona son de 4.500 a 5.000 kilos, pero esta campaña fueron muy por debajo”. A su vez, desde la acopiadora Cantabria Cereales indicaron que la cosecha es un 50% menos de lo esperado. Allí explicaron que la calidad del trigo no fue tan mala. “En general es buena calidad, apto panadera y dentro del estándar”, explicó Freddy Zulet de la planta de acopio. En Chaves el panorama no mejora. Hugo Parraquini de la planta H N Flori SA indicó que se acopió un 40% menos que en cosechas anteriores y es notable la falta de calidad del grano. “Las expectativas eran optimistas, pero empezó a faltar agua y después la helada disminuyó los rindes a los 2.000 kilos, cuando en general se levantan entre 3.500 a 4.000 kilos por hectárea. Los granos son chuzos, flacos y de color blanco, con pH de 76 a 77 cuando lo normal es de 78 a 79”, explicó el perito de granos de la firma. ‘ En el centro de Buenos Aires, los rindes están deprimidos por la mala productividad lograda en Azul, Olavarría y Las Flores, así lo indica el último informe de la Bolsa de Cereales, que igualmente es alentador e indica una producción triguera final de 15,2 Mt, mientras que el informe de la Secretaría de Agricultura refiere a una producción de 15,4 Mt, superior a los 14,6 de la campaña pasada.

Azul, epicentro de la caída de la helada, concentró rindes de 700 a 1.000 kilos. En otras campañas la zona alcanzó los 4.000 a 4.500 kilos por hectárea. Además, desde el acopio consultado indicaron que recibieron hasta un 70% menos de grano que la cosecha pasada.

Por su parte, desde HJ Navas, acopio referente de Azul, Víctor Juan, asesor técnico, explicó que hubo lotes con una merma desde el 30 al 90%.

“Cuando ocurren fenómenos como éstos hay variabilidad de situaciones, hubieron lotes de 800 kilos y otros de 3.000; se puede decir que en promedio se terminó una campaña con 1.500 a 2.000 kilos por hectáreas”, explicó Juan, quien además indicó que la calidad no es mala, con más cantidad de proteína, pero sí se registra mucho grano verde.

Eliana Ramos

Seguí leyendo:

Temas relacionados: