Publicidad Cerrar X

Un reconocido malezólogo guiará provisoriamente los destinos de la Experimental más grande del INTA

Tras la abrupta salida del exdirector de la EEA Pergamino, Ignacio Terrile, el especialista en control y manejo de malezas, Horacio Acciaresi se transformó de manera interina en el nuevo líder de este centro de investigación.

Lucas Mich
Por Lucas

Redactor en Infocampo.

A pocos meses de llevarse a cabo el concurso para renovar los directores de las distintas experimentales del organismo, el referente y jefe de la sección de control y manejo de malezas del INTA Pergamino, Horacio Acciaresi, fue presentado como director interino de la experimental más grande del INTA, y reconoció que participará como postulante cuando la dirección nacional llame a concurso.

Hace unos días, la renuncia de Ignacio Terrile al cargo de director del INTA Pergamino había generado cierta suspicacia, debido a que se encontraba finalizando su gestión.

Sin embargo, los numerosos cortocircuitos mantenidos con el director del Centro Regional Buenos Aires Norte provocaron que su trabajo al frente de la entidad quede interrumpido.

Por ese motivo, de manera provisoria y con muchas ganas de continuar luego del concurso, Acciaresi ya comenzó a diagramar su tiempo de director en la Experimental Pergamino. “Vamos a buscar un reposicionamiento de la institución con la región, con un fuerte vínculo público-privado”, destacó.

El reconocido manezólogo, fue decano de la Facultad de Agronomía de La Plata hace 15 años y eso le suma como experiencia para afrontar el desafío que INTA le tiene preparado. “La gestión universitaria siempre es más complicada porque tiene cuestiones políticas por dentro. En cambio el ámbito de una estación experimental del INTA tiene una dinámica de trabajo mucho más armónica”, abordó Acciaresi en diálogo con Infocampo.

RESCONTITUIR CONFIANZA

Luego de la abrupta salida de Terrile, el flamante director dice que es fundamental reconstituir la confianza en los grupos de trabajo que integran la institución.

Debemos asignar confianza en los grupos de investigación, desarrollo, el personal administrativo y el equipo de campo. Periódicamente me estoy reuniendo con ellos para comprometerlos y que sean parte de la gestión, es un esfuerzo de todos”, explicó convencido el profesional.

Por otra parte, dijo que es prioritario reacomodar las tareas administrativas y operativas en la experimental, consolidando los grupos de trabajo. “Es una transición que debemos afrontar con el compromiso de prepararnos para los próximos 4 años”, afirmó.

Además, planteó como una complicación muy fuerte la sequía sufrida en la región durante los últimas tres campañas y el financiamiento interno. “La Niña claramente nos complicó las líneas de trabajo en los últimos años y nos desfavoreció en lo económico”, admitió el ingeniero agrónomo.

En tanto, destacó que desde el financiamiento se viene trabajando con INTA Central en todo momento. “Siempre hay reclamos y discusiones por ajustes en el financiamiento de esta experimental, que requiere un esfuerzo presupuestario mayor al resto por el tamaño que tiene. Es algo que no siempre es comprendido por las autoridades”, manifestó.

RESTRICCIONES 

Hace un año, la Justicia de San Nicolás, tras una presentación judicial, prohibió el uso de agroquímicos a 1.095 metros de la zona urbana de Pergamino. Esa medida afectó a unos 100 productores con unas 6.000 hectáreas. Pero, además, tuvo una injerencia negativa en los ensayos que realiza INTA.

“Nuestra capacidad de trabajo está muy afectada por la medida. Muchos de los ensayos no pudieron ser continuados por el impedimento de usar los agroquímicos requeridos, debido a que todas nuestras áreas de investigación quedaron en zona de exclusión”, comentó Acciaresi.

En ese sentido, muchas líneas de trabajo de la experimental están realizando ensayos en campo de productores debido al inconveniente.

En la experimental se trabaja dentro del área de exclusión y sin utilización de agroquímicos.  Tratando de generar tecnologías que permitan mantener el sistema agrícola de la entidad y ayudar a los productores que quedaron dentro del área mencionada”, contó en nuevo director.

inta pergamino

El drama, también limita las expectativas de trabajo en la Escuela de Ciencias Agrarias, Naturales y Ambientales dependiente de la Unnoba y en la Agrotécnica 1 de Pergamino. En la primera se forman ingenieros agrónomos y en la segunda técnicos agropecuarios.

FALTAN BECARIOS EN INTA

El entrevistado, reconció que hay diferencias generacionales notorias entre los trabajadores del INTA. Si bien la situación es generalizada en todas las dependencias, en la Experimental Pergamino se nota constantemente.

“El ingreso de personal en INTA se grafica como una “montaña rusa”: hay una generación de profesionales que hoy tienen 40 ó 50 años y no hay muchos jóvenes. No existe una política en el organismo de tomar empleados jovenes todos los años”, criticó.

Por ese motivo, la preocupación es clave cuando ingresan nuevos becarios y no hay quienes los formen. “Observamos un envejecimiento de la planta de personal y no hay profesionales que formen a los nuevos becarios. Hubo un lapso de 10 años donde no hubo incoorporación de becarios y hoy se pagan las consecuencias”, concluyó Acciaresi.