Publicidad Cerrar X

Con humus de lombriz logran mejorar la fertilidad de los suelos humahuaqueños

Al producto lo obtienen a partir de residuos orgánicos de un frigorífico local. Mejora la estructura del suelo, su vida y su equilibrio, aporta nutrientes y aumenta la diversidad de microorganismos.

“Los productores frutihortícolas de la quebrada de Humahuaca encontraron en el humus de lombriz una importante alternativa natural para mejorar la fertilidad de sus suelos empobrecidos por la utilización excesiva de fertilizantes sintéticos y se encaminan hacia una producción agroecológica”, aseguró el jefe de la Agencia de Extensión Rural de Hornillos el Ing. David Florentino Galián.

Se trata de un humus proveniente del tratamiento de residuos orgánicos del frigorífico Proyajo de Ciudad Perico cedido a los pequeños productores de la quebrada para que con este producto natural puedan mejorar sus suelos y la productividad.

“La utilización de este producto ya fue validada por los productores a través de diferentes ensayos realizados en sus cultivos desde hace cuatro años, lo cual demostró que se puede producir sin la utilización de agroquímicos y apuntar a una producción agroecológica que nos brinde alimentos más sanos”, dijo el ingeniero.

Apuntando a fortalecer la producción sustentable en la región, este año comenzaron a trabajar en el proyecto Camino hacia la agroecología y soberanía alimentaria, del programa Prohuerta  del INTA, financiado por el Ministerio de Desarrollo Social de Nación.

“En el proyecto participan 20 productores de las comunidades aborígenes de Quitacara de Huacalera, de Villa el Perchel de Tilcara, de Tumbaya y Maimará, donde se van incorporar 60 toneladas de lombricompuesto lo cual les va permitir dar un salto cualitativo y lograr una respuesta más rápida en el desarrollo de los cultivos”, contó Galián.

“Venimos trabajando desde hace tiempo realizando varios ensayos aplicando prácticas y técnicas agroecológicas en la producción hortícola que se extiende a lo largo de la ruta N 9 en los departamentos de Tumbaya y Tilcara para que los agricultores familiares puedan incorporar tecnologías y manejar los recursos naturales hacia una producción sustentable”, explicó.

“El humus opera en el suelo mejorando su estructura, esto permite mejorar la capacidad para evitar que se pierda el suelo por el acción del agua y el viento, evitar que se planche el suelo por el riego, aumentar la infiltración y la retención del agua en el suelo”, detalló.

Asimismo, según el ingeniero, el humus aporta minerales que están en equilibrio para ser utilizados por las plantas. “Hay un diversidad de nutrientes entre los macro elementos como nitrógeno, potasio y fósforo y microelementos como magnesio, manganeso, calcio, sodio, hierro, cobre, zinc, etc. Mejora la movilidad y accesibilidad de nutrientes en suelos salinizados”, precisó.

Principalmente “mejora la vida del suelo y su equilibrio, aumenta una diversidad de microorganismos por ejemplo bacterias, hongos que intervienen en el ciclo de nutrientes y el control de plagas y enfermedades”, remarcó.

Mediante ensayos de fertilización en cultivos, “el humus de lombriz aplicado en una dosis correcta da mejores resultados que la fertilización sintética, los rendimientos son aceptables y la sanidad del cultivoes mejor, tiene mayor tiempo cosecha y poscosecha”, agregó Galián.

Productor aplicando lombricompuesto en Quebrada de Humahuaca