Publicidad Bajar al sitio
| InfocampoTV

Cuáles son los cultivos agrícolas que más emiten gases de efecto invernadero

Un estudio de la FAUBA, registró cuánto óxido nitroso emiten suelos sembrados con diferentes cultivos extensivos. Los mayores valores se registraron en suelos con soja.

03.12.2019 |
Adriana
Sanchez

La Facultad de Agronomía de la UBA determinó cuáles cultivos liberan mayor cantidad de óxido nitroso (N2O), uno de los gases que más aporta al calentamiento global, y en qué etapas de su desarrollo, para contrarrestar las emisiones de este gas desde la agricultura, una de las actividades fundamentales para la economía argentina.

El N2O es uno de los principales responsable de destruir la capa de ozono. Si bien se emite naturalmente desde suelos y océanos a partir de la acción de microorganismos que descomponen la materia orgánica, la actividad agrícola aporta el 40% de las emisiones totales. En la Argentina, el sector productivo es clave, sin embargo hay muy poca información sobre la emisión de óxido nitroso desde los agroecosistemas del país.

×

En este contexto, un estudio de la FAUBA, que se realizó en la región Pampeana registró cuánto N2O emiten suelos sembrados con diferentes cultivos extensivos. Los mayores valores de gases de efecto invernadero (GEI) se registraron en soja. Además, se observó en qué etapa de cada cultivo se liberó la mayor cantidad de N2O.

“La concentración de los gases de efecto invernadero está aumentando en la atmósfera, con lo cual se agravan las consecuencias del calentamiento global sobre los ecosistemas y las actividades humanas. El óxido nitroso tiene un doble efecto negativo. Por un lado, es el tercer gas de efecto invernadero más importante de los de origen humano, luego del dióxido de carbono y del metano, y hoy es responsable de un 6% del calentamiento global. Por otro lado, tiene la particularidad de romper la capa de ozono en la atmósfera”, explicó Tomás Della Chiesa, docente de la cátedra de Climatología y Fenología Agrícolas de la FAUBA.

En la misma línea, Laura Yahdjian, docente de la cátedra de Ecología de la FAUBA, destacó que el aporte del GEI, por parte del ser humano, es cada vez mayor. La agricultura es la principal fuente antropogénica de este gas, ya que “al reemplazar la vegetación natural por cultivos se modifican la temperatura del suelo, los ciclos del agua y de los nutrientes”.

Vea también: “Agricultura y cambio climático: la importancia de reducir la emisión de gases de efecto invernadero”

LOs ENSAYOS

Della Chiesa junto a sus colegas analizaron la cantidad de N2O que emitieron los suelos de un campo de la región Pampeana sembrado con diversos cultivos extensivos. El investigador resaltó que la mayor emisión de N2O ocurrió en suelos con soja, y lo siguieron los suelos con rotación trigo-soja y lotes con maíz.

Además, agregó que mientras en los pastizales naturales se emite 1 kilogramo de N2O por hectárea por año, durante el ciclo de la soja se pueden emitir hasta 4 kilogramos anuales por hectárea.

“En soja, las etapas críticas son la primavera, cuando está emergiendo, y el otoño, cuando el cultivo está madurando. Los picos de emisión de óxido nitroso del doble cultivo trigo-soja ocurrieron al emerger el trigo y también al fertilizarlo con nitrógeno. Por su parte, las máximas emisiones del gas en suelos con maíz sucedieron luego de las fertilizaciones, de la cosecha y durante el barbecho”, enfatizó Della Chiesa.

Sobre este aspecto, añadió que las mayores emisiones se dieron cuando coincidían altas cantidades de nitrógeno en el suelo con condiciones de elevada temperatura y humedad. “Entre otros factores, esta combinación incrementa la actividad de los microorganismos del suelo que consumen nitratos disueltos en el agua del perfil y liberan óxido nitroso. Eso explica el mencionado pico otoñal de emisión del cultivo de soja que ocurre hacia el final de su desarrollo, justo cuando se está descomponiendo parte de su biomasa rica en nitrógeno, y la temperatura y la humedad aún son altas”.

 

Fuente: Sobre la Tierra (SLT-FAUBA), autoría Sebastián Tamashiro.

26.08.2019 | Por Xavier Hernández

Control biológico: combaten hormigas con semillas de zapallitos

Investigadoras de la FAUBA redujeron hasta un 80% los daños de hormigas con el uso de un compuesto biológico extraído de una especie de Cucurbitáceas, familia de plantas a la que pertenecen los zapallitos.

17.07.2018 | Por Solana Sommantico

Mates más ricos y sanos gracias a los filtros para bombillas

Infocampo trae todo sobre estos filtros, muy utilizados por algunos y desconocidos para otros. Te mostramos tres opciones diferentes para armar el tuyo.

12.04.2018 | Por Solana Sommantico

Crean un curasemillas amigable con el medio ambiente

Científicos del CONICET y la UBA estudian un nuevo tratamiento para el control de patógenos en semillas de soja que permite reducir el impacto ambiental. Se trata de descargas eléctricas de baja corriente que producen la formación de plasmas fríos.