| InfocampoTV

Debemos seguir trabajando para perfeccionar la democracia

Quienes formamos parte del Congreso sabemos que aún queda mucho por hacer. Que la ciudadanía depositó muchas esperanzas en nuestro trabajo, en pos de los cambios necesarios para terminar con las prácticas autoritarias que muchas veces ejerció este gobierno.

Print Friendly, PDF & Email
14.01.2011 | Por Infocampo
Infocampo

En diciembre de 2010 asumí como Diputado de la Nación por la provincia de La Pampa; pero mi compromiso con nuestro país, la defensa de los pequeños y medianos productores, con los ideales de la Revolución del Parque y los del Grito de Alcorta se remontan a 1983 cuando comencé mi militancia en la UCR y en la Federación Agraria Argentina.

 Hoy, desde el Congreso Nacional y a un año de comenzada mi gestión, esas esperanzas y esas banderas siguen vigentes e inclaudicables. Por eso, durante este arduo año de trabajo fueron muchos lo proyectos que presentamos en ese sentido, gracias a los cuales fue posible comenzar a instaurar temas de gran importancia para los actores más débiles, que se abrieron al debate y tuvieron una cobertura mediática que anteriormente no se había logrado. Por estas razones es que considero satisfactoria la gestión llevada a cabo en este primer año en el Congreso.

 Por ejemplo, en cuanto a Agricultura y Ganadería presentamos un régimen que compensara los fletes de los productores que se encuentran más alejados de los puertos (5136-D-2010), el programa de control y combate de la plaga de palomas (3789-D-2010), la iniciativa para recuperar la ganadería bovina a través del protagonismo de los pequeños y medianos productores (0329-D-2010), el Plan Arraigo Juvenil (7758-D-2010) o los proyectos presentados junto al diputado Orsolini tendientes a modificar la ley de arrendamiento (2199-d-2010) y a reducir y compensar los derechos de exportación de granos (3212-D-2010).

Sin dudas, este fue sólo una parte de mi labor en el Congreso, porque también presenté proyectos en materia de derechos humanos, democratización, referidos a mi provincia, La Pampa, y ante los arrebatos a la libertad de expresión sufridos por trabajadores de prensa.

Por otra parte, habiendo participado de todas las sesiones que se llevaron a cabo en el Recinto, dado que tengo la convicción de que sólo interviniendo y dando los debates sobre los temas planteados se podrá mejorar y fortalecer la democracia y construir una verdadera República, entiendo que colaboré a que se dieran algunos de los consensos que buscan los ciudadanos que nos votaron.

Asimismo, el trabajo en las comisiones que integro -Derechos Humanos y Garantías, Agricultura y Ganadería, Intereses Marítimos, Economía, Mercosur, Análisis y seguimiento de normas tributarias y previsionales y, Comercio-, me dio la posibilidad de apoyar las iniciativas vinculadas con el fortalecimiento y perfeccionamiento de la democracia, así como también las que buscan defender a los actores más vulnerables de nuestro país.

Como vocal de la Comisión de Agricultura y Ganadería, luego de la presentación del proyecto de ley de mi autoría de Creación de un Régimen para la Recuperación de la Ganadería Bovina, trabajamos arduamente y conseguimos el consenso necesario para lograr el dictamen del proyecto. Teniendo en cuenta las necesidades de las distintas actividades agropecuarias, apoyé la de creación de un régimen para el fomento y desarrollo de la actividad apícola. Asimismo, participé del debate de las retenciones defendiendo su segmentación, y del debate de la modificación de la ONCCA teniendo como principal objetivo la transparencia del organismo.

Sin embargo, quienes formamos parte del Congreso sabemos que aún queda mucho por hacer. Que la ciudadanía depositó muchas esperanzas en nuestro trabajo, en pos de los cambios necesarios para terminar con las prácticas autoritarias que muchas veces ejerció este gobierno. En este sentido, quienes integramos la oposición tenemos el desafío por delante de perfeccionar lo actuado, para permitir la aprobación de las leyes que tanto espera y necesita nuestro país, así como también para encontrar los modos de que el sistema de “vetocracia” no se constituya en una máquina de impedir los logros que requiere la sociedad, como pasó con el 82% móvil para los jubilados y pensionados.

En este sentido, y en lo que se refiere específicamente al sector agropecuario, tenemos el desafío de articular los consensos para que las iniciativas tan esperadas por los productores puedan ser aprobadas, luego de un diálogo y una puesta en común que beneficie a los actores más desprotegidos.

En síntesis, varias han sido las satisfacciones  y mucho el trabajo realizado en este primer año de labor en el Congreso, sin embargo, comenzamos este 2011 con la convicción de continuar el trabajo que vengo llevando a cabo, sosteniendo la lucha por mejorar la Democracia, lo que incluye, principalmente, la igualdad de oportunidades y de posibilidades de crecimiento con desarrollo, con arraigo en los pueblos, y con los argentinos pudiendo elegir dónde vivir con sus familias. Seguiré proponiendo leyes que nos permitan pensar no sólo en lo urgente, sino que sean posibilitadoras de un proyecto de largo plazo para nuestro País, que nos permita darle a nuestros hijos y nietos un futuro mejor. Sólo así seremos una República con Democracia Social.

*Diputado UCR La Pampa – Vocal de la Comisión de Agricultura de la Cámara de Diputados

Tags