Publicidad Cerrar X

Disputa por el “troceo”: frigoríficos de Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos paralizarán la faena

Las cámaras que agrupan a la industria cárnica en esas provincias decidieron no recibir hacienda a partir del lunes y no faenar desde el martes. Aseguran que hay aspectos de las nuevas normas poco claros.

Avatar
Por Favio
Re

La disputa entre los frigoríficos y matarifes que abastecen al consumo interno y los exportadores por la implementación del “troceo” de la media res, una medida decidida por el Gobierno nacional con el aval de quienes venden al exterior, llegará a un punto máximo en las próximas horas.

Las cámaras que agrupan a la industria cárnica de Córdoba, Entre Ríos y Santa Fe informaron que desde este lunes no recibirán hacienda y que a partir del martes no faenarán animales.

“Desde FIFRA (Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas) se informa que en reunión mantenida con los asociados de las cámaras que la conforman CAFRISA (Cámara de Frigoríficos de Santa Fe) – AFIC (Asociación de Frigorífcios e Industriales de la Carne de Córdoba) y CICER (Cámara de Industrias Cárnicas de Entre Ríos) se decidió que no se recibirá hacienda a partir del día lunes 31/10 y no habrá actividad de faena o distribución de carnes desde el 01/11, en virtud de la vigencia de la normativa relativa al troceo y la falta de autorización de utilización de medios mecánicos para su descarga”, señalaron mediante un comunicado difundido el viernes por la noche.

En diálogo con Infocampo, una alta fuente de la cadena señaló que esto no es un lock out empresarial en contra de la medida que la Secretaría de Agricultura ratificó en las últimas horas, sino una decisión inevitable ante una serie de aspectos que consideran no están claros en las normas dictadas.

LOS PUNTOS EN DISCUSIÓN

“No es un paro, no podemos faenar porque no sabemos cómo hacerlo. Está muy confuso todo. Antes de estar en infracción, preferimos no trabajar y ver cómo se adecúa”, sentenció el ejecutivo consultado.

El gran foco de discusión es por qué la Secretaría de Agricultura no acepta una variable “intermedia”, que es el uso de medios mecánicos para descargar la media res, y que el peso no recaiga sobre los hombros de los trabajadores.

La decisión de eliminar la histórica comercialización por medio de la media res se hizo precisamente por este aspecto de salud, pero en la legislación laboral, el uso de estos medios mecánicos está aceptado. Los frigoríficos enrolados en FIFRA y los matarifes entienden que Agricultura no debería oponerse.

Por otro lado, desde los abastecedores del mercado interno agregan que “hay una discriminación en la norma entre mayoristas y minoristas; no está claro a cuáles consideran de qué manera. Se interpreta que mayorista es un ciclo 2 (faena y desposte), pero la norma no lo dice claramente, y un supermercado, por ejemplo, ¿qué es? Tiene las instalaciones para que el trabajador no haga esfuerzos y el medio mecánico que la legislación laboral permite, pero Agricultura no”.

Para las industrias que pertenecen a FIFRA, “esto es un ataque claro y llano al modelo de carnicerías, y que genera desigualdades tremendas en todo el país”.

El tema es que, si no hay un acercamiento a corto plazo, al no haber faena a mediano plazo podría haber desabastecimiento de carne.

“Y bueno, si no podemos sacar carne porque no podemos usar los medios mecánicos que la legislación laboral prevé, será el Gobierno nacional el que deba dar explicaciones”, disparó la fuente consultada.

Temas relacionados: