Publicidad Cerrar X

El agro argentino se fortalece con la tecnología japonesa

Sumitomo Chemical presentará cuatro moléculas innovadoras en protección de cultivos desde el año próximo, y está trayendo al país novedades en biosoluciones.

Para Sumitomo Chemical, el 2023 será el inicio de una serie de lanzamientos de nuevas moléculas para el mercado argentino y la región creando grandes expectativas para la producción sustentable.

Según Lucas Díaz Panizza, Gerente de Marketing de la compañía, “Sumitomo Chemical invierte y trabaja arduamente en todo el ciclo de vida de un producto, desde el descubrimiento, desarrollo, producción y en la introducción de cada una de las moléculas que lanza al mercado, asegurando una excelente performance y los más altos estándares de calidad y seguridad ambiental”.

En este proceso de intensificación de la inversión, la apuesta es al desarrollo de nuevas moléculas. Un ejemplo es Flumioxazin, un herbicida preemergente descubierto por Sumitomo Chemical y que significó una gran solución para la problemáticas de malezas, alcanzando altísimos porcentajes de adopción en los principales mercados como Estados Unidos, Brasil y Argentina.

“Estamos avanzando estratégicamente, con la nueva plataforma de soluciones que trae la empresa y trabajando en conjunto con nuestra red de clientes para que, a partir del año próximo, con los respectivos registros, podamos dar el salto que nos diferencie claramente en este mercado tan dinámico“, continuó Díaz Panizza.

CALENDARIO DE LANZAMIENTOS

En este marco, el directivo enumeró cómo serán los lanzamientos previstos por Sumitomo Chemical en los próximos dos años.

“Para el 2023, tendremos ‘IndiflinTM , una carboxamida para el control de royas principalmente en Cereales de invierno; el siguiente contaremos con ‘Rapidicil TM, un herbicida de la familia de los PPO, con una performance inédita para el control de yuyo colorado y también gramíneas. Finalmente, en el 2025 será el turno de ‘Pavecto TM un fungicida integrante de un subgrupo de estrobirulinas y ‘Pleo TM, un insecticida para el control de gusano cogollero del maíz (Spodoptera frugiperda)”, describió.

Sumado a esto, en paralelo también se esta avanzando en lo referido al uso de productos biológicos en los principales cultivos, con el fin de lograr un aumento de productividad, como así también un control de plagas en forma sustentable y 100% amigable con el medioambiente.

Específicamente para la línea de biológicos, Díaz Panizza explicó que, en las biosoluciones, la oferta en que investiga y desarrolla Sumitomo Chemical es de una gran amplitud.

“El objetivo es desarrollar productos que están desde el íntimo contacto con la semilla hasta aquellos que aplican directamente al suelo (mejorando el desarrollo de raíces)”, agregó.

Y mencionó también que en esta línea de nuevos productos también habrá soluciones para que el cultivo esté mejor preparado para condiciones de tolerar estrés, mejorar su crecimiento, control de plagas y fijar más rendimiento por metro cuadrado, reduciendo las brechas entre el rendimiento alcanzable y el potencial.

“De la forma en que lo tenemos planificado como compañía, estamos ‘Construyendo el futuro del agro’ que consiste en soluciones innovadoras a partir de la investigación y desarrollo híbrido, concluye el directivo, sobre el prometedor futuro que la compañía piensa para la agricultura a nivel global y sobre todo para argentina”, cerró Díaz Panizza.

Temas relacionados: