Publicidad Cerrar X

El alivio duró poco: vuelven a desaparecer las lluvias y asoma una nueva ola de calor

El pronóstico semanal del INTA Clima y Agua marca que no habrá precipitaciones y que la mayoría del país podría pasar hasta 14 días sin descargas importantes. Las temperaturas superarían los 40°C el fin de semana.

Como el alivio temporal que representa una aspirina para un fuerte dolor de cabeza: así fue la sensación que dejaron las lluvias que ocurrieron durante el fin de semana de año nuevo y que alcanzaron con importantes acumulados a diversas zonas del país.

Sin embargo, la sequía que viene asolando desde el otoño es más bien una migraña y es probable que las jaquecas retornen en los próximos días: sucede que, en el pronóstico semanal del Instituto de Clima y Agua del INTA Castelar, el mapa de lluvias aparece blanco, mientras que el de temperaturas máximas muestra una nueva ola de calor en el horizonte.

SIN LLUVIAS

“Para los próximos 6 días, sólo se prevén lluvias y tormentas de variada intensidad sobre Formosa y Misiones para el día martes 3”, señala el reporte del INTA.

Y agrega: “Hay probabilidad de algunas lluvias y lloviznas sobre Tierra del Fuego y centro-oeste y sudoeste de la Patagonia”.

En el resto del país, apenas focos muy pequeños de lloviznas: sin dudas, un problema grave ante la posibilidad de que retorne el estrés hídrico en los cultivos.


Para peor, el INTA Clima y Agua también elabora un mapa sobre la cantidad de días consecutivos sin lluvias superiores a 20 milímetros y todo el centro del país figura en zona de que no se prevén acumulados importantes al menos en los siguientes 12 a 14 días.

OLA DE CALOR

El problema adicional es que la falta de lluvias no estará acompañada por una merma en las temperaturas, sino que por el contrario: se prevé una nueva ola de calor, que profundizará la demanda hídrica de los cultivos y el riesgo de pérdidas de hectáreas o de potencial de rendimiento.

“Temperatura máxima extrema pronosticada para la semana. Se registrarían valores superiores a los 40°C sobre el norte argentino a partir del jueves 5, y en el centro del país desde el viernes 6”, subraya el informe.


Para muestra de la situación crítica que atraviesa el campo argentino, más allá de las últimas lluvias, el porcentaje de agua útil en el perfil (un metro de suelo) es menor al 10% en la mayor parte del país.

“Solamente en áreas de Buenos Aires (sudeste y centro), San Luis (norte) y La Rioja (sur) este indicador muestra valores entre el 30% y 60%, siendo estos los máximos valores estimados para el país”, agrega el relevamiento.