Publicidad Cerrar X

El mensaje de las cuatro cadenas a la política: “Hay que asumir riesgos si se quieren resultados distintos”

En un encuentro virtual, Acsoja, Asagir, Argentrigo y Maizar destacaron el rol de la producción y la agroindustria este año. Hablaron de fortalezas y debilidades.

granos
infocampo
Por Infocampo

Cada año, es tradicional el encuentro de las cuatro cadenas de valor de los cultivos, Acsoja, Asagir, Maizar Y Argentrigo. Este año, ante rol determinante que tuvo el sector productivo y bajo las condiciones que impuso la pandemia, el encuentro fue virtual. Los mensajes fueron contundentes, ante la asistencia del Ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Basterra.  

Miguel Cané, presidente de Argentrigo, acompañado por los presidentes de Acsoja, Asagir y Maizar; Luis Zubizarreta, Juan Martín Salas y Alberto Morelli, respectivamente, ofreció el discurso de cierre de año de las cadenas.

Comenzó acentuando la gran capacidad de reacción del sector agropecuario para mantener en la pandemia su potencial productivo. Destacó, además, la conformación del Consejo Agroindustrial Argentino y, ante la atenta mirada del ministr reiteró la demanda del sector por una ley de semillas moderna, que respalde la investigación genética y biotecnológica; y por una nueva ley de biocombustibles, superadora de la actual.

En esta dirección, mencionaron que es imprescindible lograr acuerdo en lo que hace a Buenas Prácticas Agropecuarias para terminar con las asimetrías generadas por regulaciones dispares a nivel nacional, provincial o municipal.

“Hoy para nosotros, como miembros de la cadena de valor agroindustrial, es tiempo de balances y de propuestas, las cuales muestran nuestras fortalezas en momentos extremos, pero también nuestras enormes debilidades. Estas debilidades tienen que ver con la falta de inversión para generar aumentos de producción, tanto como para intensificar la agregación de valor en origen. Queda claro, más que nunca, que serán imprescindible para el resurgir de nuestro país”, decía el discurso. 

De esta forma, afirmaron, “la política debe entenderlo: hay que asumir riesgos si se pretenden resultados distintos. ¿Hasta cuándo vamos a seguir como país agroindustrial disparándonos al pie con las retenciones a las exportaciones? O, peor aún, las intervenciones judiciales con criterios arbitrarios, muchas veces de consecuencias impredecibles”.