Publicidad Bajar al sitio
| Infocampo, noticias del campo

El productor Walter Morelli logró un manejo de malezas exitoso e inteligente con pequeños ajustes en su táctica

Lo hizo a través de una combinación de factores, químicos y culturales, que le permitieron el manejo de especies duras como la rama negra y el yuyo colorado.

25.01.2021
Infocampo
Infocampo

En el sur de , la rama negra encabeza la lista de malezas resistentes y problemática. El productor Walter Morelli tiene en la localidad de Chabás, Santa Fe, y es uno de los productores que padece la presión de este problema. Junto a su asesor, Adrián Acosta (FOTO), trabajaron en estrategias de manejo que le permitan arribar a nuevas soluciones y las consiguieron.

“Debemos manejarnos con rotaciones de cultivo, con rotaciones de principios activos, y llevar para el productor una guía, un análisis profundo inclusive por el tema del ‘carry over’ -residualidad de herbicidas– que se acarrea de campaña a campaña, o de largo a intermedio, o de barbecho largo a barbecho corto… el desafío es analizar todas las variables todo el tiempo”, dice Acosta.

×

A la rama negra se suman escapes de otras especies problema como brasicaceas, como el nabo resistente o nabillo, y el yuyo colorado. Por su parte, entre las invernales, están peludilla y Commelina erecta (llamada vulgarmente, flor de Santa Lucía).

Bajo estas circunstancias, “nos encontramos con problemas de apilamiento que se generan por el uso frecuente y sucesivo de la misma familia de herbicidas”, aporta Acosta. En el campo de Morelli, la rotación tradicional es 50% maíz y 50% soja de primera.

LA TÁCTICA

El primer gran paso que se dio en el campo de Morelli fue de la adopción de un herbicida pre-emergente. En este sentido, según advirtió Acosta, la búsqueda fue de un producto que atraviese con eficiencia el rastrojo.

En el establecimiento, el ore-emergente aplicado fue a base a sulfonilureas, este activo puede adoptarse en barbecho largo, bajando la dosis en los intermedios-cortos para soja y en complemento con otro activo pensando en tratamientos para maíz.

La residualidad de un buen pre-emergente fue tan contundente, dice Acosta, por varios meses no tuvieron que hacer reaplicaciones.

PRODUCTOS

Acosta aplicó “Dinamic” (Amicarbazone al 70%), el innovador herbicida pre-emergente de para malezas de hoja ancha difícil control. “Creo que es una herramienta muy eficiente y una opción válida con respecto al uso tradicional que se viene ejerciendo hace ya una década”, destaca, como parte de la primera experiencia que realiza la marca hindú bajo el lema “Mi campo es testigo”.

Este producto se puede utilizar como barbecho largo, y si pasamos a un posicionamiento de barbecho intermedio en soja, la dosis debe bajar a 400 gramos con aplicaciones a realizarse a fines de agosto o principios de septiembre, siempre como mínimo 45 días antes de la siembra.

En el caso de maíz, la dosis recomendada de Dinamic para la zona es de 600 gramos, acompañado de “Strim” (S-metolaclor) como complemento para el control de gramíneas, completa Ricardo Michelud, del área de desarrollo de mercado para UPL en el sur de Córdoba y Santa Fe.

En aquellos lotes en los que se mantuvieron los problemas hubo que utilizar un quemante de UPL como “Lifeline” (glufosinato de amonio) ideal para malezas gramíneas como latifoliadas.

20.11.2020 | Por Facundo Mesquida

Los “agrobomberos”: aeroaplicadores controlarán los incendios en Santa Fe

El gobierno provincial junto a la Federación Argentina de Cámaras Agroaéreas firmaron un convenio único por el cual serán los nuevos bomberos del aire.

18.11.2020 | Por Infocampo

Sequía: las últimas lluvias aportaron alivio a zonas que estaban en estado crítico

Según el informe del GEA, entre el 13 y 16 de noviembre las precipitaciones brindaron entre 30 y 60 milímetros en varias provincias al rojo vivo.

20.01.2021 | Por Infocampo

Científicos del Conicet y la UNL afirman que hay restos de agroquímicos en sedimentos y peces del río Salado

En un estudio que se presentó sobre el tramo final de la provincia de Santa Fe, se detectó la presencia del herbicida "2-4D" y del insecticida organofosforado "clorpirifos".