Publicidad Cerrar X

El renacer del girasol en la zona núcleo: creció 47,3% el área sembrada

Históricamente, era una región girasolera por excelencia, pero el avance de otro cultivos le quitó terreno. En esta campaña, volvió con fuerza.

Avatar
Por Facundo
Mesquida

Periodista

Históricamente los campos argentinos de la zona núcleo mostraban unos hermosos girasoles, pero hará cosa de 15 años, otros cultivos fueron ganando terreno y poco a poco quedó desplazado a otras regiones.

Hoy, el panorama cambió nuevamente y comienzan a observarse nuevamente campos del centro norte de Buenos Aires y sur de Santa Fe con girasoles en sus tierras.

Según el último (20/01/22) Panorama Agrícola Semanal de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires en el “núcleo norte” se sembraron 15.000 hectáreas y en el “núcleo sur” se implantaron 13.000 hectáreas, en la actual campaña de la girasolera para la cual se proyecta una producción de 3,5 millones de toneladas.

Pero si tomamos como ejemplo la campaña anterior, con el PAS del 21/01/2021, en el “núcleo norte” había 10.500 hectáreas de girasol y en el “núcleo sur” 8.500 hectáreas.

Es decir, que los lotes trabajados con esta oleaginosa en la zona núcleo pasaron de 19.000 hectáreas en la campaña 2020/21 a 28.000 hectáreas en el ciclo 2021/22, mostrando un crecimiento regional del 47,3%.

girasol

¿Qué cambió?

Por el lado económico, uno de los más importantes sin dudas dado que sin rentabilidad es difícil pensar en un cambio de tendencia, es necesario mencionar que el girasol y sus subproductos vienen de un año con precios históricos, que impulsó el aumento productivo en el mundo.

Tal es así que para esta campaña productiva se estima a nivel mundial una producción de 57,7 millones de toneladas, (+14% interanual), y se espera además que la industria aceitera procese 50,8 Mt de girasol 2021/22, ambos datos marcarían un récord histórico.

Vea también – GIRASOL 2021/22: EL AÑO DE LOS RÉCORDS MUNDIALES

Desde el lado agrícola, un informe de la empresa NK señala que “el girasol había sido desplazado de la Zona Núcleo porque su relación costo-beneficio se veía afectada por tres razones principales: la tendencia al vuelco, la incidencia de enfermedades y la alta presencia de pájaros que se alimentaban de sus semillas“.

Sin embargo, la mejora genética de los híbridos hizo que ahora tengan mayor resistencia al vuelco y a las enfermedades y que, a su vez, las plantas tengan una decumbencia más pronunciada, dejando a las semillas de su capítulo fuera del alcance de las aves.

unnamed 1

“Esto propició que, ante un mercado internacional más favorable y una tendencia a esquemas con mayor rotación, el girasol vuelva a formar parte de los planteos agrícolas de muchos de los productores del centro de la Pampa Húmeda“, explican.

Eduardo Mancuso, Gerente Regional de Zona Núcleo de NK Semillas, indica que “el mejoramiento que se ha logrado en el girasol es impresionante. Contar con híbridos con excelente sanidad y tolerancia a diversas variables que antes los afectaban es un gran cambio y los productores comenzaron a tomar nota, pidiendo información sobre nuevos híbridos, así como también recomendaciones en base al paquete tecnológico del cultivo.”

Por su parte, Andrés Caggiano, gerente de Desarrollo de Producto Maíz y Girasol de NK Semillas, comenta que “hoy en un buen lote de Zona Núcleo se pueden esperar rendimientos a cosecha de 40 quintales + 20 por ciento de bonificación por materia grasa por hectárea que, en un contexto de buenos precios como el actual, se traduce en un combo de muy buena rentabilidad para el productor, razón por la cual creemos que el girasol aún tiene mucho por crecer en la región”.