Publicidad Cerrar X

“El segundo semestre va a ser más complejo, no hay forma de mejorar”

El economista Orlando Ferreres pronosticó hoy que la “tasa de inflación se ubica en el 40%” anual y que “no hay alternativa” con respecto a las ‘minidevaluaciones’, ya que “quedarse atrasado con el dólar es peor”.

“Los que tenemos muchos años de cometer errores, que parecían que no tenían consecuencias ahora se están precipitando todas juntas”, opinó el economista en radio Mitre. “No invertimos en energía y todo el superávit comercial va destinado a la importación de energía ya que no alcanzan los dólares, por lo tanto hay que prohibir otras importaciones y si prohibís importaciones la producción no puede desarrollarse normalmente, empieza a frenarse”, sostuvo Ferreres.
Al ser consultado sobre las “minidevaluaciones” que realiza el Gobierno en el último tiempo, el economista consideró que “no hay más remedio porque también dejarlo fijo (por el dólar) provoca un ahogo como pasó en enero que tuvieron que saltar 25% en dos o tres días”. En el Gobierno “no tienen opción, pero todo tiene su costo, como es la inflación. Porque todo lo que se importa aumenta con el dólar y encima el argentino tiene el dólar en la cabeza: si sube el dólar se justifican las subas” de precios. Por eso, “no hay alternativa. Quedarse atrasado con el dólar es peor. Si lo hicieran quedar fijo hasta agosto, después nos las veríamos en figurillas para poder sostenerlo”, analizó Ferreres. 
“Lo que hace el Banco Central es manejase como puede para ir sobrellevando el momento”, resumió. 
“El segundo semestre va a ser más complejo, no hay forma de mejorar la situación en el corto plazo porque hay que seguir importando energía y también hay un tema político. A medida que un gobierno llega al fin de su mandato, se encuentra con menos condiciones de imponer situaciones por decisión propia. Estamos entrando en una etapa donde se pierde gran parte del poder, no quiere decir que no se puedan tomar decisiones”, dijo Ferreres. 
Para el economista, “septiembre, octubre y noviembre van a ser meses muy duros, porque va a faltar mucho dólar y entonces la única forma para que la gente venda dólares es pagando tasas mas altas”. 
Por último, Ferreres afirmó que “la tasa de inflación ya está en 40%” anual. “Lo que puede suceder es que con esta frenada de la economía se estabilice o baje. No va a seguir explotando, sino que más o menos se va a ubicar entre 38% o 39% para el cierre del año”. 

Seguí leyendo:

Temas relacionados:

Notas relacionadas: