Publicidad Cerrar X
| Infocampo, noticias del campo

En Argentina se pierden 16 millones de toneladas de alimentos al año

El 30% de la producción mundial se desperdicia . La cadena se comprometió a su reducir las pérdidas.

22.09.2016
Infocampo
Infocampo

En un mundo donde millones de personas sufren hambre, 1.300 millones de toneladas de alimento se desperdician cada año. Ni más ni menos que un 30% de la producción total global.

En tanto, en Argentina  cada año se pierden 16 millones de toneladas de alimentos, el 12% de la producción total local y aproximadamente 1 kg diario por habitante.  Por eso, integrantes de la cadena de la alimentación firmaron esta mañana en el Ministerio de Agroindustria de la Nación,  las Cartas de adhesión al Programa Nacional de Reducción de Pérdidas y Desperdicio de Alimentos comprometiéndose a realizar una labor conjunta en tal sentido.

La FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) planteó como objetivo reducir las pérdidas un 30% para 2025. “Si no hay un trabajo y articulación público privada va a ser difícil llegar a esa meta”, indicó Néstor Roulet, secretario de Agregado de Valor del Ministerio de Agroindustria de la Nación.

 “Tenemos que ir hacia una alimentación saludable, tenemos que aumentar el consumo de frutas y verduras. Hoy, apenas se consumen 130 gr por persona mientras que en los años´80 se consumían 200 gr diarios”, detalló el funcionario.

“Nosotros, los agricultores, somos productivistas de alma, queremos producir más y más alimentos pero no nos hemos fijado en lo que hemos desperdiciado. Nuestro objetivo debe ser producir más con innovación y tecnología y también, con innovación y tecnología, desperdiciar menos. Esa es nuestra propuesta y la gente está dispuesta a trabajar en conjunto. El problema es de toda la cadena. Hay que trabajar en buenas prácticas agrícolas, comerciales y de consumo”,  expresó Roulet.

En el Ministerio están diseñando en una campaña de concientización y comunicación para un consumo eficiente. También están trabajando con los mercados de abasto para reducir los desperdicios. “Hemos hablado de la posibilidad de que abran los días sábados al público general ya que las pérdidas generalmente se producen entre los viernes y los lunes cuando que queda allí la fruta y la verdura. Asimismo, se habló de hacer biodigestores para transformar esos alimentos o transformarlos en humus como alternativa”,  contó el secretario.

“El compromiso es tener un país y un planeta mejor. No todo es renta. Tiene que haber un compromiso empresarial, tiene que haber un compromiso social”, dijo  Roulet.

Por su parte,  Mercedes Nimo consideró que se deben establecer sistemas agrícolas más integradores y eficientes.  En el orden de prioridades mencionó la reducción, recuperación y reciclaje de ailmento como las principales. Y señaló los tres ejes de trabajo: gobernanza y alianzas, información y comunicación, e innovación y desarrollo tecnológico.

“Queremos crear la primera Red Nacional de Pérdida y Desperdicio de Alimentos”, anunció la funcionaria, algo en lo que ya están poniendo manos a la obra.  La misma tendrá como objetivo empezar a intercambiar información, potenciar las acciones que ya se están llevando adelante y encarar nuevas y, trabajar localmente. 

Además, proponen declarar el 29 de septiembre como Día Nacional de Reducción de Pérdidas y Desperdicio de Alimentos.

El ministro de Ambiente de Buenos Aires, Eduardo Macchiaveli,  estuvo presente en la firma de las Cartas e indicó que desde la ciudad están trabajando en promover hábitos de consumo saludable y una alimentación inclusiva, así como en reducir el volumen de basura generada y el desperdicio de alimentos. “Vamos a financiar un estudio para saber cuáles y cuánto es el desperdicio en Buenos Aires,”, aseguró el funcionario.

A su turno, la cocinera Narda Lepes, integrante de ACELGA (Asociación de Cocineros y Empresarios Ligados a la Gastronomía Argentina), dijo que “en Argentina, el grueso del desperdicio está en el campo y en la casa”. Y consideró que es necesario invertir en infraestructura y capacitación para reducir las pérdidas, “Hay que cambiar los hábitos de consumo, hay que concientizar: no tiremos comida”, remarcó.

Por su parte, Juan Vasco Martínez, director ejecutivo de ASU (Asociación de Supermercados Unidos) indicó que estos grandes comercios desde tiempo están trabajando con la Fundación Banco de Alimentos. “Con una acción conjunta y mancomunada de todos los que  tenemos una responsabilidad en la cadena, seguramente tendremos buenos resultados en las mediciones de reducción de pérdidas del año que viene”, auguró.

Asimismo, Daniel Funes de Rioja de COPAL, destacó: “Estamos de acuerdo en qué hay que hacer, en cómo hacerlo y en que hay que hacerlo juntos; necesitamos articular y tiene que haber un compromiso social”, agregó.

Tags