Publicidad Cerrar X
| Infocampo, noticias del campo

España: Una lluvia de granizo causó dramáticas pérdidas por más de 10 millones de euros

Durante el fin de semana recién pasado, agricultores españoles vieron cómo las tormentas de granizo destruyeron cosecha madura de 4 mil hectáreas de cultivo, en la provincia de Valencia.

27.09.2016
Infocampo
Infocampo

Una gran tormenta viven los agricultores y productores de la provincia de Valencia, en España, luego que esta temporada de cosecha se haya visto afectada por las desventuras del clima. Esta vez, ya no fue la sequía que afectó la cosecha, sino más bien una fuerte lluvia de granizos que se dejó caer este fin de semana en la zona, informó portalfrutícola.com.

De hecho, cifras preliminares de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA), señalan que el infortunio produjo pérdidas totales de 10 millones de euros, dañando a más de 4 mil hectáreas de cultivo, pudiendo incluso llegar a 5 mil.

“O no llueve o cuando lo hace es a destiempo y con tormentas de granizo. Estas primeras lluvias del otoño no sólo se quedan cortas para paliar la extrema sequía sino que, encima, han causado daños en plena recolección”, declaró el presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado.

Según señalan desde la Asociación, las producciones más afectadas serían en su mayoría de cítricos, caqui y arroz, los cuales presentaban un gran estado de maduración, por lo que ven efectos muy negativos de esta lluvia de granizo en su campaña.

Zonas afectadas

El triángulo que conforma Tavernes de la Valldigna, Cullera, Favara y Llaurí ha sido la zona agrícola más afectada, calculando sus pérdidas en seis millones de euros, con 2.500 hectáreas perjudicadas. Esto precipitó la caída de frutos cítricos al suelo, pérdidas de espigas de arrozal, y daños en la plantación de caquis.

La zona de denominación de origen de vinos en España, Utiel-Requena, se encontraba en la etapa final de la recolección de uvas. Sin embargo, también vivió intensos granizos, llegando incluso a alcanzar un tamaño de una pelota de tenis. Las pérdidas se calculan en dos millones de euros, con una superficie cercana a 800 hectáreas. El nivel medio de afección se sitúa en torno al 70% de la cosecha.

Los cítricos y caquis de la zona de Càrcer y Sellent, en La Ribera, también sufrieron las consecuencias de esta intensa lluvia, donde cerca de 800 hectáreas fueron las perjudicadas y las pérdidas económicas ascienden a dos millones.

Las medidas se centran en la exención del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de naturaleza rústica, la reducción de módulos para la próxima declaración de la renta y préstamos bonificados.

Asimismo, la Asociación pidió que estos mismos organismos desarrollaran medidas que ayuden a paliar estas crisis climáticas, situaciones que son cada vez más recurrentes en la cosecha.


Tags